¿OTRA SALIDA?

La justicia de Brasil analizará la medida que llevó a Lula a prisión

El analista Pedro Brieger no descarta una nueva opción para Lula, tras la revisión de esta semana
lunes, 09 de abril de 2018 · 09:24

El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, detenido el sábado, podría ser liberado rápidamente si la Corte Suprema modifica esta semana la norma que autoriza encarcelar a personas condenadas en segunda instancia que aún disponen de recursos judiciales. Para el analista Pedro Brieger "quedan instancias de revisión y recursos de recursos, además de que hay una diferencia clara entre los magistrados que lo condenaron para obtener una posible liberación".

"Igualmente, las presiones del poder son tan poderosas que se dificulta pensar en una posible revisión y salida de Lula de la cárcel", adelantó el periodista, quien recordó que "es un tema clave que las Fuerzas Armadas hayan salido a sentar posición, algo que es muy llamativo y que hasta no descarta una última intervención".

Un juez del Supremo Tribunal Federal (STF), Marco Aurélio Mello, anunció que el próximo miércoles pedirá incluir en la agenda un nuevo debate que podría zanjar las divergencias internas que persisten en la corte sobre ese tema. El STF denegó el 5 de abril un recurso presentado por la defensa de Lula para impedir su encarcelamiento mientras dispusiese de recursos ante el Supremo Tribunal de Justicia (STJ, tercera instancia) o ante el propio STF.

Pero la decisión fue adoptada por el estrecho margen de 6 votos contra 5; una de las magistradas que votó contra Lula, Rosa Weber, dio a entender que era favorable a modificar la jurisprudencia actual, aunque no al juzgar un caso específico, sino cuando el asunto fuese tratado de forma general. La jurisprudencia que autoriza el encarcelamiento después de la condena en segunda instancia fue adoptada en 2016.

Quienes abogan por el encarcelamiento anticipado lo hacen en nombre de la lucha contra la impunidad, porque los procesos suelen demorar meses o años hasta llegar a instancias superiores. Los partidarios de modificar la norma invocan el respeto de la presunción de inocencia. Si se modificara la jurisprudencia, todos los condenados en segunda instancia actualmente detenidos deberían beneficiarse de la medida e ir a esperar en sus casas el resultado de sus apelaciones ante el STJ o el STF. A menos que se haya decretado contra ellos prisión preventiva por su peligrosidad, por riesgo de fuga o por interferir en los procesos.

Brieger añadió que "desde la gestión de Dilma Rousseff yo venía advirtiendo las gestiones que se estaban llevando a cabo entre la oposición, el poder central brasileño y muchos sectores para comenzar con esto que terminó con el encarcelamiento de Lula".