Análisis político internacional

Renunció el canciller Johnson: “La crisis es británica, pero también europea"

El analista político internacional, Carlos Pérez Llana, opinó sobre la renuncia del canciller británico Boris Johnson, en medio de tensiones por el Brexit.
martes, 10 de julio de 2018 · 10:22

El analista político internacional, Carlos Pérez Llana, opinó sobre la renuncia del canciller británico Boris Johnson, en medio de tensiones por el Brexit. "La crisis es británica pero también la crisis es europea. El país está dividido, hay un sector conservador que está de acuerdo con el Brexit, otro no”, advirtió durante una entrevista otorgada esta mañana al programa radial de Marcelo Longobardi. 

“Los laboristas unos están de acuerdo con el Brexit, otros no. Boris Johnson es un ambicioso que persigue el objetivo de suceder a Theresa May. Hay dos personajes en el mundo que quieren neutralizar a la Unión Europea, uno es Putin y el otro es Trump. La Unión Europa necesita que sus socios tengan coincidencias y necesita un eje de poder. Coincidencias no hay y el jefe franco alemán está muy debilitado”, explicó. 

Y agregó, en esa misma línea de análisis, en la que el futuro de toda Europa pareciera estar en juego y pendiendo de un hilo: “En ese contexto tenemos que entender la doble crisis, la crisis británica y la crisis europea. Johnson es un guarango que pretende como miembro de una clase alta británica ningunear. Es un hombre que no tiene escrúpulos para llegar al poder”. 

El canciller británico Boris Johnson presentó su renuncia en medio de rumores de un intento de “rebelión” interna contra Theresa May por el Brexit. Según informaron agencias internacionales, Johnson, al igual que el ex ministro David Davis, representan el ala que pretende cortar todos los lazos con la Unión Europea. Mientras May busca mantener acuerdos comerciales y de otro tipo con la UE.

Johnson y Davis promovían alianzas y acuerdos de libre comercio con países como Estados Unidos o Australia. Pero la primera ministra considera que eso sería perjudicial para Inglaterra. El Brexit fue un referéndum que apoyó la salida de la Unión Europea del Reino Unido. Tras aquella votación, sectores políticos y sociales reclamaron un nuevo plebiscito, dado que hubo muchos británicos que no sufragaron.