UBER

Ahora, el turno de Nueva York: imponen reglas firmes contra Uber

Para el coloso de Silicon Valley se trata de un duro golpe en uno de sus mercados más fuertes
jueves, 09 de agosto de 2018 · 06:36

(ANSA) - Cachetazo de Nueva York a Uber: la Gran Manzana se convirtió en la primera ciudad norteamericana en imponer un techo a la App para auto con conductores y abrió el camino para fijar una salario mínimo para los choferes.

El Consejo Comunal aprobó bloquear por espacio de un año la emisión de nuevas licencias para Uber, su rival Lyft y sociedades análogas, imponiendo, de hecho, un techo a su crecimiento. Las autoridades fueron más allá dando vía libre a una medida que les concede la libertad para fijar un salario mínimo para los choferes, esperado ya para los próximos 12 meses visto que están en curso desde hace tiempo estudios al respecto.

Para el coloso de Silicon Valley se trata de un duro golpe en uno de sus mercados más fuertes, Nueva York. Exultantes se mostraron los taxistas que consideraron el voto como una victoria: el ascenso de Uber y similares había dañado grandemente su actividad, reduciendo drásticamente los sueldos y el valor de las licencias de los taxis.

Si en 2013 la licencia valía 1,3 millones de dólares, el precio bajó hoy a 160.000 dólares. Un derrumbe que se hizo sentir también en los salarios y que -según el Sindicato de Taxis de Nueva York- envió a la ruina a muchos y el suicidio de al menos 6 taxistas en los últimos seis meses. Es el turno ahora del alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, de firmar la medida que se convertirá enseguida en ley.

De Blasio y el 'speaker' del Consejo Comunal, Corey Johnson, están convencidos de que la suspensión de la emisión de licencias por un año ayudará al tránsito por la ciudad. "Estamos suspendiendo la emisión de las licencias a una industria a la que le fue permitido crecer sin un apropiado control y sin apropiadas reglas", precisó Johnson poco antes del voto.

Uber ya puso en guardia a sus clientes sobre el hecho de que la medida aprobada podría traducirse en un aumento de los precios y en esperas más prolongadas. La polémica por la decisión de De Blasio y del Consejo Comunal no tardó en llegar de parte de clientes y no clientes de Uber.

En vez de bloquear a Uber -es la crítica más difundida- las autoridades deberían mejorar el sistema de transporte público y, sobre todo, el Metro. También criticaron la medida los residentes que viven fuera de Manhattan quienes ven ahora alejarse un servicio para ellos esencial.

Más de
Cargando más noticias
Cargar mas noticias