TERREMOTO

Destrucción: a sólo tres días del terremoto en Indonesia, al menos 350 son los muertos

También hay casi 1.500 heridos y serias dificultades para poder brindar ayuda a las víctimas
jueves, 09 de agosto de 2018 · 06:42

(ANSA) - A tres días del terremoto de 6,9 grados que afectó la isla indonesa de Lombok, ya son 347 los muertos que dejó la catástrofe, se informó hoy en medio de una confusión de cifras cruzadas entre medios y autoridades, mientras se buscaban, minuto a minuto, sobrevivientes. La agencia estatal Antara habló de 347 muertos, y otras fuentes oficiales cifraron la cantidad de víctimas mortales en 381. Tras el sismo que se produjo el domingo, la Agencia Nacional para la Gestión de Desastres confirmó, por su parte, que el número de muertos ascendió hoy a 131 personas, y no descartó que el balance siga subiendo.

El tercer día de búsqueda de sobrevivientes condujo a una revisión al alza también de personas heridas o evacuadas. De hecho, hay unos 1.447 heridos, mientras unas 165 mil personas -es decir, el 80 por ciento de la población- perdieron sus hogares, completamente destruidos o vueltos inhabitables y en riesgo de colapso en caso de nuevos temblores. Además, la cifra de estructuras fuera de servicio subió a 42 mil, entre ellas, 13 mil sólo de ayer.

Entretanto, los equipos de rescate trabajaban de modo incansable entre los escombros, pero hay cierto retraso en la distribución de ayudas urgentes, según trascendió. El gobierno envió hoy al menos 200 camiones para entregar comida y agua potable, mientras desde el Ejército llegaron cinco aviones con medicamentos, carpas y mantas. Muchos residentes, hasta ahora, han tenido que depender de donaciones y del apoyo para las ONG presentes en el lugar, especialmente para hallar refugio. En cambio, gran parte de los turistas se fueron. Según fuentes gubernamentales, alrededor de 4 mil extranjeros fueron evacuados de las islas Gili, no muy lejos de la costa del noroeste de Lombok, después de que, desde el lunes por la mañana, los pocos barcos enviados para cargar turistas y residentes fueron tomados por asalto en medio del pánico ante la posibilidad de tsunami.

El aeropuerto de Lombok funcionaba con regularidad y permanecía abierto incluso de noche, con una mayor frecuencia de vuelos para permitir una salida anticipada a quienes lo quieran o lo necesiten. Para la economía del archipiélago, en el pico estacional de llegadas de turistas, el terremoto significa un duro golpe.

Por ahora, no queda otra opción que seguir con la búsqueda de sobrevivientes, aunque después del hombre salvado ayer de las ruinas de una mezquita, hoy no se encontraron otros. Las cifras divergentes de víctimas mortales por las autoridades tienen que ver con la desorganización, pero también con los posibles conteos dobles, pues muchos indonesios usan varios nombres y las familias tienen derecho a una indemnización gubernamental en caso de fallecimiento de uno de sus miembros.

Cargando más noticias
Cargar mas noticias