SUIZA

Los suizos exigen no prohibir los alimentos transgénicos

Es el resultado de un referéndum nacional sobre el consumo o no de estos alimentos
lunes, 24 de septiembre de 2018 · 06:45

(ANSA) - Los suizos rechazaron hoy por amplia mayoría, a través de un referéndum, dos propuestas destinadas a prohibir los alimentos transgénicos pero apoyaron otra para mejorar las ciclovías en el país alpino. Se trata de dos iniciativas populares procedentes de los círculos ecologistas y agrícolas para exigir una reestructuración de la producción a través de nuevas normas sociales y ecológicas de producción.

Según datos de la emisora pública SRF, el 62% de los votantes rechazó la propuesta "Por alimentos equitativos", que pedía al gobierno promover alimentos sustentables desde el punto de vista ecológico y social, independientemente de su procedencia. También fue rechazada, en un 70%, la propuesta "Por la soberanía alimenticia", dirigida a apoyar los salarios de los agricultores y garantizar que la comida importada respete los estándares suizos.

El texto prevé la transformación de la moratoria sobre los organismos genéticamente modificados (OGM) en una prohibición definitiva. Este veto, implantado tras un referéndum en 2005, fue prolongado tres veces por el Parlamento, y estará vigente hasta 2021. Al parecer, las preocupaciones generalizadas sobre el riesgo de los aumentos de precios y la oposición del gobierno afectaron el apoyo de la opinión pública a las dos propuestas.

En cambio, el 72% de los votantes apoyó la mejora de las ciclovías en todo el país. Para ser aprobadas, las propuestas necesitan de la mayoría de los electores. Por otra parte, el cantón de San Gallo votó hoy, con una mayoría del 67%, a favor de la norma que prohíbe "disimular o esconder el rostro" en los espacios públicos, es decir, el uso del burka, una prenda propia de algunos países musulmanes que cubre el cuerpo y el rostro por completo.

Quienes violen esa norma serán multados. En 2016, Ticino fue el primer cantón suizo que prohibió el uso del velo integral en lugares públicos, en base al modelo francés. Los legisladores de Saint-Gall aprobaron el año pasado, con el apoyo de los partidos de extrema derecha, un texto que estipula que "cualquier persona que se vuelva irreconocible cubriéndose la cara en un espacio público y ponga en peligro la seguridad pública o la paz social y religiosa será multada".

En 2017, el gobierno suizo se había opuesto a una iniciativa dirigida a una prohibición nacional del burka y propuso que las regiones la evaluaran de manera individual. La ley fue aprobada por el parlamento regional con el apoyo de partidos de derecha y centro. Pero los Verdes y la Juventud Socialista bloquearon su aplicación y lanzaron el referéndum para que sea decidido por la ciudadanía.

El Partido del Pueblo, de extrema derecha, reunió sin embargo las 100.000 firmas necesarias para realizar un referéndum, por lo tanto, en 2019, los suizos deberán expresarse al respecto.

Más de