VENEZUELA

En su momento más crítico, Human Rights Watch denuncia torturas

Militares y civiles opositores son víctimas de arbitrariedades, aseguran.
jueves, 10 de enero de 2019 · 06:16

(ANSA) - Los servicios de inteligencia y las fuerzas de seguridad venezolanas arrestaron y torturaron a decenas de militares y civiles acusados de conspirar contra el gobierno de Nicolás Maduro, que jura un nuevo mandato. La denuncia la hicieron Human Rights Watch y la ONG venezolana Foro Penal, las que precisaron que además se sospecha que fueron detenidos y torturados algunos de los familiares de los militares arrestados.

"Algunos detenidos fueron sometidos a graves abusos configurables como torturas para forzarlos a proveer informaciones sobre las presuntas conspiraciones" contra el gobierno, afirmó Human Rights Watch en un comunicado.

En la mayoría de los casos, los arrestos fueron realizados por miembros de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) o del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN). El gobierno de Maduro, según ambas ONG, reprimió duramente a los militares acusados. Ambas entidades dijeron que, en total, poseen informaciones sobre 32 detenciones, entre ellas, de oficiales de distinto rango acusados de intentar derrocar al gobierno, así como de civiles denunciados por colaborar con Oscar Pérez, un policía rebelde abatido tras declararse en rebeldía y lanzar algunos ataques.

Las entidades aclararon que, en algunos casos, familiares -como hijos, madres, padres, o parejas de presuntos implicados- fueron detenidos de forma de extorsión para dar con el paradero de los supuestos conspiradores. En ciertos casos, sufrieron graves abusos.

Maduro tiene previsto jurar, mañana, un nuevo mandato tras la reelección que logró en mayo pasado. Esas elecciones no fueron reconocidas por la oposición, ni tampoco por Estados Unidos, la Unión Europea y los países de la región pertenecientes al Grupo de Lima.

Según José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch, "el gobierno venezolano ha arremetido brutalmente contra militares acusados de conspiración". "Los agentes de inteligencia no sólo están deteniendo y torturando a militares, sino que en algunos casos también van tras sus familiares u otros civiles cuando no pueden encontrar a los supuestos responsables a quienes buscan", continuó.

Los agentes de inteligencia sometieron a varios de los detenidos a abusos físicos y psicológicos. Los abusos incluyen golpizas brutales, intentos de asfixia con bolsas de plástico, cortaduras con hojillas en las plantas de los pies, descargas eléctricas, privación de comida y acceso al baño, además de amenazas de muerte.

Por otro lado, varios de los detenidos no tuvieron acceso a sus familiares o abogados de confianza por días. No es la primera vez que Human Rights Watch y el Foro Penal hacen este tipo de denuncias contra el gobierno de Maduro y miembros de la Guardia Nacional Bolivariana. En informes publicados en 2014 y 2017, Human Rights Watch documentó abusos generalizados por parte de miembros de las fuerzas de seguridad venezolanas.
 

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia