VATICANO

Francisco: el amor, Dios, los hermanos y los mentirosos

Otra homilía del Papa en la Casa de Santa Marta del Vaticano, durante la jornada de ayer
viernes, 11 de enero de 2019 · 06:41

(ANSA). "Para amar a Dios concretamente hace falta amar a los hermanos, esto es rogar por ellos, simpáticos o antipáticos, también por el enemigo, no darle espacio a sentimientos de celos y envidia y no generar habladurías que destruyan a las personas", aseguró el Sumo Pontífice ayer.

Así habló ayer el Papa Francisco en la homilía diaria de la Casa de Santa Marta en el Vaticano, informó la agencia Vatican News. El pontífice pidió una "lucha de todos los días" contra el espíritu mundano, que es "mentiroso", es "un espíritu de apariencias, sin consistencia", mientras que "el espíritu de Dios es verdadero". "El espíritu del mundo es el espíritu de la vanidad, de las cosas que no tienen fuerza, que no tienen fundamento y que caerán", destacó.

Como los típicos dulces italianos que se ofrecen en Carnaval, "las mentiras" ("le bugie"), no son consistentes, sino "llenos de aire", así es el espíritu mundano, "lleno de aire" y engaña porque es "hijo del padre de la mentira", destacó el Papa. "El que no ama al propio hermano que ve, no puede amar a Dios, al que no ve. Si tú no eres capaz de amar algo que ves, cómo podrías amar lo que no ves?", se preguntó.

Francisco exhortó a amar "lo que ves, lo que puedes tocar, lo que es real". En cuanto a las habladurías las comparó con "los caramelos de miel, que están buenos, uno tras otro, pero después el estómago se arruina con tantos caramelos...Porque está buena, es 'dulce' la habladuría, parece algo bueno, pero destruye. Y esto es señal de que no amas", agregó Francisco.

"Hay que amar a dios, pero si tú no amas a tu hermano, no puedes amar a Dios. Y si tú dices amar a tu hermano pero en verdad no lo amas, lo odias, entonces eres un mentiroso", concluyó Jorge Mario Bergoglio.

93
14
63%
Satisfacción
13%
Esperanza
9%
Bronca
5%
Tristeza
4%
Incertidumbre
3%
Indiferencia