LONDRES

Brexit y su plan B: la votación final será el 29 de enero

La premier Theresa May trabajaba contra reloj en el intento de acordar la nueva iniciativa.
viernes, 18 de enero de 2019 · 07:26

(ANSA) - La Cámara de los Comunes británica debatirá el próximo 29 de enero, con una votación final, sobre un eventual "plan B" del Brexit que el gobierno intenta acordar, tras el rechazo contundente del martes al acuerdo con Bruselas para la salida de la Unión Europea.

La agenda fue dada a conocer hoy por la ministra de Relaciones con el Parlamento, Andrea Leadsom, la cual confirmó que la premier Theresa May volverá al Parlamento el lunes 21 para presentar las nuevas líneas de acción y el 29 con detalles del plan. La premier trabajaba contra reloj en el intento de acordar la nueva iniciativa con los distintos partidos de oposición.

Pero el líder laborista, Jeremy Corbyn, condiciona el diálogo a que dé garantías que no habrá una salida sin acuerdo, algo que por ahora May no puede dar. Además, entre los mismos ministros hay divisiones entre un Brexit más liviano a semejanza del modelo de Noruega y otros más pesados como el de Canadá.

Hoy Corbyn no asistió al primer encuentro convocado por May con la oposición, luego de sobrevivir, ayer, a una moción de confianza y ser ratificada en el Parlamento. Mientras, un grupo de diputados conservadores pro Unión Europea lanzaron hoy la campaña para un segundo referendo.

A la convocatoria hecha por la premier participaron las cúpulas de los Liberaldemocráticos LibDem, el Partido Nacional Escocés (SNP) y el Partido de Gales Plaid Cymru. Corbyn condicionó su participación en el diálogo al compromiso de May de que excluya cualquier hipótesis de divorcio sin acuerdo, pero la premier se niega a hacerlo. May se dijo "desilusionada" aunque agregó que "las puertas siguen abiertas".

"Se necesita deponer los propios intereses y trabajar juntos constructivamente", agregó la premier a la prensa. "El pueblo británico quiere por amplia mayoría avanzar y que el Brexit se concrete. Creo que es mi deber respetar las instrucciones del pueblo británico de dejar la Unión Europea y pretendo hacerlo", afirmó.

Además, sostuvo que excluir a priori todas las suposiciones de un Brexit sin acuerdo ("no deal") "es una condición imposible". Según May, no está "en poder del gobierno hacerlo", ya que el Artículo 50, que establece el mecanismo de la separación con la UE, aplica automáticamente un "no deal" si no se aprueba el acuerdo con la UE antes del divorcio, establecido para el 29 de marzo. Para evitarlo, solo hay dos formas_ "O votar a favor del acuerdo, o revocar el Artículo 50 y anular el resultado del referéndum", que "creo que estaría mal".

Por el momento no hay señales de que las consultas con la oposición, sobre todo con la fuerza principal que lidera Corbyn, puedan avanzar hacia la salida esperada también en Bruselas. El laborismo cuenta con 260 diputados en la Cámara de los Comunes contra los poco más de 300 conservadores.

La decisión fue criticada por algún diputado y por el ex premier laborista Tony Blair, pero tiene el apoyo de toda la cúpula del partido, que no excluye un nuevo voto de censura contra el gobierno si May acude el lunes con las manos vacías cuando asista al Parlamento para votar un plan B sobre el Brexit.

En ese contexto, un grupo de diputados conservadores disidentes con May anunció hoy la creación de un comité para hacer campaña por un segundo referendo sobre el divorcio de la UE. La coordinación está en manos del ex subsecretario Philip Lee y la campaña fue rebautizada "Right Vote".

Por el momento las adhesiones son limitadas, pero Lee se dijo convencido de que el número de parlamentarios conservadores favorables a la iniciativa irá "creciendo rápidamente". 

Más de

Valorar noticia

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia