INGLATERRA

Luego de volcar, ahora el príncipe Felipe conduce sin cinturón de seguridad

La Policía le pidió conducir con las normas de seguridad. ¿Puede estar al volante Felipe?
lunes, 21 de enero de 2019 · 06:43

(ANSA). La policía británica habló con el príncipe consorte Felipe luego de que fue visto el fin de semana al volante sin cinturón de seguridad, a solo dos días del serio incidente vial del que salió ileso cerca de la residencia real de campiña de Sandringham, en Norfolk, este de Inglaterra.

Lo informó The Guardian sin revelar los contenidos de la conversación, aunque otros medios de comunicación locales hablaron de una "amonestación verbal" policial por la falta. El duque de Edimburgo, de 97 años de edad, fue fotografiado al mando de una nueva Land Rover puesta a su disposición, esta vez en el interior del parque privado de la residencia real y no en una calle pública como la del escenario del reciente incidente que involucró el jueves pasado a otro vehículo con dos ocupantes y un bebé de ocho meses.

Un nuevo episodio que abre los interrogantes sobre si es conveniente permitirle a Felipe seguir pisando el acelerador, como cuando en sus años jóvenes, indiferente a su rol de consorte real, evadía controles para correr por la Londres nocturna de la posguerra.

Los últimos incidentes amenazan con manchar la imagen de la popular casa real de Windsor, pese a la generalizada benevolencia de los medios británicos hacia las rabietas y los proverbiales papelones del incorregible duque de Edimburgo. No tanto por la negativa a dejar de conducir vehículos, sino por el modo en el que el propio palacio de Buckingham reaccionó ante los últimos sucesos, pues produjo perplejidad, casi como si se tratara de un desafío, la nueva aparición del consorte manejando otro Land Rover y ahora sin cinturón de seguridad.

También resultó algo chocante el presunto trato de favor recibido por parte de la policía que no lo castigó con la usual multa, que fluctúa entre el equivalente de 130 hasta 650 dólares por esta falta, y que se limitó a "advertirle" para una próxima vez.

En su descargo la policía de Norfolk hizo saber que esto es un procedimiento usual con los automovilistas que no son detenidos en flagrancia, sino a través de fotografías o testimonios, como fue en este caso. Pero, sobre todo, generó polémicas el posible comportamiento desdeñoso del príncipe y la Corte hacia los ocupantes del automóvil que, según algunos rescatistas, el duque de Edimburgo habría golpeado el jueves invadiendo el carril opuesto y no viajando en el propio, como afirmaron en Buckingham.

Se trata de una mujer de 45 años, Emma Fairweather, quien sufrió una fractura de muñeca en el impacto; una amiga, con algunos cortes y moretones y un niño pequeño afortunadamente ileso. Un vocero de los Windsor habló de un "contacto personal" con ellas, pero Fairweather, en declaraciones al Mirror y al Telegraph, lo desmintió con fastidio: "Recibí solamente un mensaje sin sentido, el príncipe por poco nos mató y ni siquiera pidió disculpas".

Por ahora la mujer no presentó una denuncia formal y la hipótesis de una investigación por "conducción peligrosa" contra Felipe permanece solamente en los papeles. En el caso de ser abierta, para salvar el carné de conductor "válidamente emitido" del casi centenario aristócrata no bastarán las excusas que él mismo, según parece, le dio a los policías en la escena de la colisión con vuelco, apenas salió del Land Rover: "Fui un estúpido, los rayos del sol me cegaron".

Valorar noticia

0%
Satisfacción
100%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia