DERECHO DE VOTO

Martin Luther King y la marcha sobre el puente Edmund Pettusa

El ''Domingo Sangriento'' es uno de los hechos más recordados de la pelea por el reconocimiento de los derechos de las personas de color.
lunes, 21 de enero de 2019 · 10:46

Estados Unidos.- Este lunes en Estados Unidos se celebra el día de Martin Luther King, un activista y pastor baptista que peleó en contra de la discriminación. A lo largo de su trayectoria, antes de ser asesinado, el ganador del nobel de la paz protagonizó la icónica manifestación desde Selma hasta Montgomery, cuya represión fue mundialmente conocida.

El domingo 7 de marzo de 1965, Luther King, en compañía de numerosos seguidores vestidos con ropa de iglesia, se dispuso caminar los 87 kilómetros que separaban las dos ciudades, en símbolo de protesta por los derechos civiles negados a las personas de color y en reclamo por el derecho a voto que el capitolio estatal les negaba.

El primer paso para llegar a Montgomery era cruzar el puente de Edmund Pettus, sin embargo, del otro lado los esperaban policías estatales a caballo con cascos y máscaras de gas, preparados para hacerles frente a los manifestantes, a pedido del gobernador George Wallace, quien tildó a la protesta de amenaza contra la seguridad pública.

La marcha obtuvo el nombre de “Domingo sangriento” ya que los más de seiscientos participantes desarmados fueron brutalmente agredidos por los efectivos policiales. Una de las organizadoras, Amelia Boynton Robinson, fue golpeada hasta quedar inconsciente y su imagen, desmayado sobre el puente, recorrió el mundo después de que los medios de comunicación se hicieran eco de lo sucedido.

Cuerpos caídos y nubes de gases lacrimógenos cubrieron la curva de asfalto del puente, una construcción austera que ahora se convirtió en el símbolo de la lucha contra al discriminación racial del país norteamericano.

Se calcula que el enfrentamiento dejó 17 heridos, pero aún a pesar de la represión, Luther King junto con sus seguidores enseguida organizaron un segunda y tercera marcha. Con el objetivo de garantizar la seguridad de los manifestantes, el defensor de los derechos le solicitó a la Justicia que impidiera la interferencia de la policía en la próxima protestes.

Aunque dicho pedido fue rechazado, unos días después del Domingo Sangriento, el 9 de marzo, se inició una nueva manifestación. Sin embargo, al alcanzar nuevamente el puente y encontrarse con efectivos policiales, King decidió abandonar la protesta y retornar a la iglesia junto a sus seguidores.

Finalmente, el 21 de marzo se concretó una tercera marcha, que inició con 3 mil participantes y, tras varios días de caminata, contaba con 24 mil personas entre sus filas. Recorriendo 20 kilómetros por día y descansando de m noche, el 25 de marzo, en el capitolio de  Montgomery, Martin Luther King pronunció el discurso “¿Por cuánto tiempo? No por mucho”.

El sendero transitado por los manifestantes hoy es reconocido por el Senado estadounidense como el Camino del Derecho al Voto de Selma a Montgomery y se lo considera Sendero Histórico Nacional.

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia