ESTADOS UNIDOS

La situación en Venezuela no limitará los pedidos de asilo

Mientras se define la situación política del país caribeño, los exiliados temen por su futuro.
lunes, 11 de febrero de 2019 · 23:59

Venezuela atraviesa el avance de un proceso de transición de un gobierno autoritario, liderado por Nicolás Maduro, hacia uno democrático, impulsado por Juan Guaidó. Es por este motivo que muchos venezolanos temen que, de realizarse elecciones libres, perderían la posibilidad de que sus solicitudes de asilo político sean aprobadas.

El abogado Jesús Reyes despejó las dudas en una entrevista realizada por la periodista Patricia Peleo a principios de este mes, según consigna el sitio El Intra América News. El letrado dijo que dependerá de cada caso, y será en ese momento en el que se evaluará si es viable o no continuar con un proceso de petición de asilo a pesar de que la situación política venezolana cambie.

Asimismo, el especialista explicó que pese a que el proceso de cambio se ha iniciado en Venezuela, no se ha concretado un sistema de libertades que evidencie que será permanente. Es decir, no se han realizado elecciones libres, no han mejorado las condiciones de respeto a la vida sin importar el pensamiento político que se tenga, entre otros. Y destacó que tampoco limita la oportunidad introducir casos nuevos de este tipo en este momento.

“Para que inmigración empiece a limitar las solicitudes de asilos de venezolanos en Estados Unidos, que ya están en proceso o que están por iniciarse, tiene que haber un cambio del sistema venezolano con garantías de permanencia en el tiempo, a largo plazo. Lo que vive Venezuela es un proceso que no va a cambiar de la noche a la mañana”, detalló el abogado.

Y agregó: “Ahora mismo sabemos que la situación está peligrosa en Venezuela, de hecho ahora está más peligrosa que nunca. El gobierno de Nicolás Maduro ha dado muestras de que no va a dejar el poder (tan fácil), de manera que si hay una persona que en estos momentos está pensando meter una solicitud de asilo, que tiene miedo a regresar, las condiciones están para que haga su solicitud”.

Más oportunidades de acuerdo a la ley

Reyes declaró que lo más importante en una solicitud de asilo político es educar al funcionario de inmigración, al oficial de asilo y hasta el juez de inmigración. “A veces someten sus casos y puede que tanto el juez como el oficial de asilo, tengan esa mentalidad de que las cosas pueden cambiar en Venezuela de un momento a otro, cuando se trata de un proceso complejo. Es bueno que las personas estén bien asesoradas para explicar que todo toma tiempo y que se ha hecho un daño profundo, desafortunadamente esto va a tomar tiempo para arreglarse”, señaló.

Asimismo, si la persona tiene pruebas fiables de que su vida corría peligro por razones ideológicas, o que era perseguido y hostigado por esas razones, y que haya vivido un hecho verificable de riesgo, puede prosperar aún y cuando la situación en Venezuela haya cambiado. “Existe una realidad bajo las leyes de inmigración: cuando hay un cambio positivo en las condiciones de un país, las probabilidades de que el asilo sea aprobado disminuyen”, admitió.

En cambio, “si a la persona nunca le ha pasado nada en Venezuela y basa su asilo en la posibilidad de que pueda pasarle algo, es menos contundente que si efectivamente le ocurrió algo; un hecho que sea completamente comprobable. Su posibilidad de que le ocurra algo en el futuro en Venezuela, aún con un cambio de régimen, es probabilísticamente mayor, y tiene oportunidad de ganar un caso", resaltó, al tiempo que recordó un caso de Honduras, donde intervino, y aclaró que el trámite avanzó porque pudieron comprobar que fue víctima de persecución.

Si no hay delito de lesa humanidad, hay posibilidad de asilo

"Las leyes de inmigración son claras: si una persona tiene miedo de regresar a su país y puede comprobar que puede ser víctima de persecución, el asilo puede proceder", continuó el letrado, y advirtió que esa norma tiene excepciones si la persona cometió crímenes de lesa humanidad. Es más, Reyes aseguró que una ciudadanía puede ser revocada cuando hubo un fraude en la aplicación, es decir, cuando mintió.

En tanto, destacó que hubo cambios en las leyes migratorias, aunque aseguró que son positivos. “El cambio principal es que ahora se va a permitir que se haga el proceso mucho más rápido, esto se hace con una tarifa que se paga a inmigración para las visas H1B, es decir, visas para profesionales con niveles académicos avanzados”, afirmó.

Las visas H1B tienen un límite en EE.UU. y está destinada a personas que se desarrollaron en computación, ingeniería, ciencias avanzadas u otras áreas en las que el país necesita personas para contribuir al desarrollo de dichas áreas. Por otro lado, ante la pregunta sobre la velocidad en el tratamiento de las solicitudes de asilo por la situación venezolana, respondió: “No se van a acelerar todas peticiones hecha antes de enero de 2017 porque están estancadas”.

Aunque al hablar sobre las que fueron aplicadas posterior a esa fecha, explicó: “Definitivamente no se espera que sea procesado rápido. El Gobierno reabrió y las personas van a ir a sus audiencias, deben ir a sus citas porque si no van, esto puede significar una deportación en ausencia”.

Cargando más noticias
Cargar mas noticias