¿ACUERDO NUCLEAR?

Estados Unidos renuncia a una de sus mayores exigencias a Corea del Norte

Mañana se sabrá si la cumbre quedó en apretones de manos, palabras amables y sonrisas, o si se verán los resultados que el mundo ansía.  
miércoles, 27 de febrero de 2019 · 20:30

VIETNAM, Hanoi.- Como parte de las conversaciones que se llevan a cabo en la cumbre entre Donald Trump y Kim Jong-un, los Estados Unidos no seguirá demandando que Corea del Norte acepte revelar la cuenta completa de todas sus armas nucleares y programas de misiles balísticos.

La decisión de renunciar a la demanda, un componente significativo para un acuerdo nuclear entre las dos naciones, demuestra que las agencias de inteligencia norteamericanas tenían razón en algo que vienen sugiriendo hace meses. Que Corea del Norte no piensa bajo ninguna circunstancia renunciar completamente a sus armas nucleares. 

La total desnuclearización de la península coreana era la meta fijada por Trump una vez que inició las conversaciones con el dictador, Kim Jong-un. La revelación de todos los programas nucleares que se llevan a cabo en Corea del Norte ha sido la razón de que siempre se estanquen los diálogos entre Pyongyang y las potencias del mundo. 

Ahora las negociaciones entre el gobierno de EE. UU. y Corea del Norte se han centrado en el reactor nuclear de Yongbyon, que muchos expertos califican como el núcleo de todo el programa nuclear de la nación asiática. 

El ciéntifico nuclear Siegfried Hecker, un experto que ha visitado en varias ocasiones Corea del Norte coincide con esta teoría. "Yongbyon es el corazón del programa nuclear de Corea del Norte", dijo. Y explicó que de demantelarse este reactor, el gobierno de Kim Jong-un quizá nunca vuelva a ser capaz de hacer plutonio otra vez. 

Pero aunque la Casa Blanca no ha comentado sobre el tema, no se prevee que Kim Jong-un esté entonces dispuesto a ceder en "el corazón de su programa nuclear". Mañana se sabrá si la cumbre quedó en apretones de manos, palabras amables y sonrisas, o si se verán los resultados que el mundo ansía.