ESTADOS UNIDOS

Los republicanos intentan desacreditar a Cohen, testigo clave en el caso contra Trump

La gran batalla entre demócratas y republicanos por lo sucedido en la elección del 2016 se ha trasladado esta semana al Capitolio.
miércoles, 27 de febrero de 2019 · 15:31

ESTADOS UNIDOS, Washington D.C.- Continúa el interrogatorio de Michael Cohenel ex hombre de confianza y ex abogado personal del presidente Donald Trump, en el Congreso. La gran batalla entre demócratas y republicanos por lo sucedido en la elección del 2016 se ha trasladado esta semana al Capitolio, ahora que la Cámara de Representantes cuenta con una mayoría del partido contrario al presidente. 

Desde el comienzo del interrogatorio se han podido ver claramente las intenciones de cada bando. Los republicanos buscan la forma de desacreditar en lo posible a Cohen, utilizando su condena a varios años de cárcel, entre otras razones por haberle mentido al Congreso en un testimonio anterior, cuando todavía gozaba del favor de Donald Trump. 

De esta manera, el partido del presidente busca dañar la credibilidad del ex abogado de Trump, para que el público siga del lado del presidente. Un detalle que se les escapa, es que cuando Cohen mintió al Congreso, una buena parte de su testimonio protegió en ese entonces al mismo Trump; Cohen dijo que las conversaciones para la construcción de una Torre Trump en Moscú finalizaron mucho antes de que comenzara la campaña del 2016, cuando en realidad siguieron hasta muy entrado el 2017. 

Otra línea de ataque de los republicanos es sobre el lucro que puede sacarle el abogado de Trump a su testimonio, con contratos para escribir libros donde narre lo que pasó y hasta con los derechos para películas. Cuando algún representante del partido del presidente lo interrogó sobre si estaba dispuesto a renunciar a esos posibles contratos, Cohen contestó de forma tajante que no. 

También lo han atacado por los otros cargos que se le condenan, que son mentirle al Departamento de Rentas y a los bancos sobre su situación financiera. 

Los demócratas, por su parte, intentan que Cohen diga todo lo que sabe de la forma como Donald Trump lleva a cabo sus negocios, lo sucedido en la campaña y su comportamiento una vez que llegó a la Casa Blanca. 

En esto Cohen no se ha cortado la lengua, y ha revelado que Trump sabía sobre la publicación de los correos privados del Partido Demócrata por parte de Wikileaks, pues fue avisado antes por su amigo y aliado, Roger Stone. También ha dicho que Trump fue quien orquestó el entramado para pagarle sobornos a sus ex amantes Stormy Daniels y Karen McDougal, de manera que no contaran sobre sus affaires durante la campaña. 

Cohen reveló los contactos para una posible Torre Trump en Moscú, de los que, de nuevo, afirmó que el presidente estuvo al tanto todo el tiempo.

También dijo frases que dejan muy mal a Trump, como que éste mencionó que su campaña a la presidencia iba a pasar a la historia como el más efectivo infomercial de todos los tiempos. Y lo acusó de racista; según Cohen, Trump le dijo que cualquier país manejado por un afro tenía que ser una porquería; en un momento en que el presidente era Barack Obama. 

El ex abogado, en la línea de preguntas de los demócratas, también dijo que el presidente le confesó que había mentido sobre su condición médica para no ir a la guerra de Vietnam. En otro aparte contó que se había burlado del Departamento de Rentas, porque le devolvió dinero en lugar de cobrarle impuestos. 

Además, Cohen se defendió de los ataques de los republicanos, diciendo que ya está condenado y va a ir a prisión, y afirmó que no quiere de ninguna manera el perdón presidencial que podría ofrecerle Donald Trump.