350 KMS POR HORA

Siguen buscando supervivientes tras los mortíferos tornados

Solamente quedan losas de hormigón entre una montaña de escombros de casas completamente destruidas.
martes, 05 de marzo de 2019 · 00:00

ESTADOS UNIDOS, Alabama.- Las víctimas de los tornados (fueron al menos dos) son todas de la comunidad rural de Beauregard, en el condado de Lee –entre Alabama y Georgia– donde la policía y los bomberos esperan que el número de muertos aumente en las próximas horas. Los aviones teledirigidos que buscan calor de posibles sobrevivientes recorren el sitio durante la noche, y los equipos sobre el terreno levantan cada piedra en las mañanas, con la ayuda de perros entrenados. 

El embudo que atravesó el condado de Lee fue un tornado de categoría EF4, con casi un kilómetro de ancho, según confirmó el Servicio Meteorológico Nacional. Los EF4 típicamente traen velocidades de viento de entre entre 250 y 350 kilómetros por hora. 

Dos niños pequeños ya han sido identificados: Armando "AJ" Hernández, de seis años, y Taylor Thornton, de nueve, están entre las 23 personas fallecidas. Todavía hay de ocho a 10 desaparecidos.

La madre de Armando, Kayla Melton, escribió en Facebook: "Por favor busquen a mi bebé, su nombre es Armando Hernández y fue visto por última vez en la calle Lee 38. Cualquiera en el área por favor ayúdeme a encontrarlo, por favor, por favor". Fue hallado muerto, enterrado en los escombros de una de las casas. Entre los fallecidos también hay siete personas de una misma familia.

El presidente Donald Trump confirmó que visitará Alabama el viernes. "Es una situación muy trágica, pero se está haciendo un buen trabajo", dijo en la Casa Blanca.

En un camino lleno de árboles rotos, el capellán de una iglesia Bautista, Ike Mathews, dice: "Estamos sufriendo. La comunidad está destrozada"

La gente mayor que vive en la zona se mudó aquí después de retirarse de las fábricas textiles o de una antigua planta de fabricación de cintas magnéticas que cerró hace años. "Comienzan con una casa móvil y esperan construir otra más fuerte algún día. Invierten en sus hogares porque es algo valioso para dejar a sus hijos y nietos. Ahora, se han quedado sin nada", agrega Mathews, llorando.

El de Alabama fue el tornado más mortífero que ha azotado a Estados Unidos desde mayo de 2013, cuando uno de categoría EF5 mató a 24 personas en Moore, Oklahoma.

 

Galería de fotos