ATAQUE DE IRA

Luchador irlandés asegura que sigue trabajando para desarrollar su bendita paciencia

La estrella de artes marciales mixtas fue arrestado mientras celebraba el 60 cumpleaños de su madre.
martes, 12 de marzo de 2019 · 19:08

ESTADOS UNIDOS, Miami.- Según un portavoz de la policía de Miami Beach, Conor McGregor es acusado de robo y agresión. Según testigos, el luchador rompió el teléfono de un joven de 22 años, que tomó varias fotos del irlandés.

El altercado tuvo lugar fuera del club nocturno Liv, en el hotel Fontainebleu. McGregor le quitó el teléfono de 1.000 dólares de la mano a su víctima, antes de pisarlo en la calle. El incidente fue grabado en video de vigilancia y aunque el irascible McGregor no fue arrestado en la escena, fue localizado más tarde en una mansión de Miami Beach.

McGregor está en Florida mientras se prepara para su regreso a la UFC (Ultimate Fighting Championship), acompañado por su madre, novia, hijo y un batallón de asistentes, incluyendo guardaespaldas con caras de pocos amigos.

Este incidente se produce pocos días después de que completara su libertad condicional tras su ataque a un autobús en un evento en Brooklyn, Nueva York, el año pasado. El ex campeón de la UFC evitó unos meses en prisión, pero tuvo que completar el servicio comunitario en una iglesia –donde limpió pisos y tachos de basura– mientras asistía a clases de "manejo de la ira".

Cuando fue liberado este martes, rompió el silencio en Ias redes sociales. "La bendita paciencia en este mundo es una virtud en la que sigo trabajando. Quiero mucho a mis fans. ¡Gracias a todos!", publicó.

La Comisión Atlética del Estado de Nevada suspendió a McGregor por seis meses después de haber estado involucrado en una batalla campan después de una pelea.