DE PELÍCULA

Enfermera carcelaria envenena a su esposo para casarse con un asesino

Amy Murray fue acusada de asesinato en primer grado después de que el cuerpo de Joshua Murray fuera encontrado totalmente quemado en su casa.
lunes, 18 de febrero de 2019 · 20:34

ESTADOS UNIDOS, Iberia, Misuri. Los investigadores creen que Amy Murray usó gasolina para iniciar un incendio después de que envenenó a su esposo, un obrero de la construcción, de 37 años. Las autoridades dicen que la mujer huyó de la casa con su hijo de 11 años y sus perros luego de prenderle fuego.

En los días siguientes, las condolencias por Amy vinieron de todas partes, pero un hombre muy cercano a Amy lucía más contento que de luto: Eugene Claypool, de 25 años, quien, a una hora de la carretera, estaba deseando una nueva vida, pese a que cumple cadena perpetua por asesinato. En el año 2000, mató a un anciano (Donald Harwick), ganador de una lotería (US$ 1.700.000), después de entrar a su casa por una ventana. Pero, Claypool y un cómplice, hallaron solamente 36 dólares.

La acusada trabajaba como enfermera en el Centro Correccional de Jefferson City (foto) y estaba involucrada románticamente con Claypool, según las autoridades. "Varias conversaciones telefónicas entre Amy Murray y Eugene Claypool hablaban de tener una vida en común ahora que Joshua Murray, el esposo, había fallecido", según documentos de la policía.

Antes de que los investigadores descubrieran varias llamadas telefónicas entre Murray y Claypool, un sándwich McDonald's a medio comer fue la primera pieza de evidencia que puso en duda la historia de Murray. La ahora asesina, declaró a la policía que cuando regresó de un McDonald's para descubrir que su casa estaba en llamas, el humo era demasiado espeso para entrar y tratar de salvar a su esposo. Pero entonces, los investigadores preguntaron, ¿por qué hay comida de McDonald's en el mostrador de la cocina?

Las imágenes de vigilancia en el McDonald's revelaron que Murray, su hijo y dos perros sí fueron al lugar, casi dos horas antes del incendio. El sándwich a medio comer descubrió que ella regresó a la casa poco después de medianoche y estaba dentro 30 minutos antes de que los vecinos llamaran al 911 para reportar el fuego, a eso de 1:30 a.m. Los primeros análisis indican que posiblemente agregó veneno a una hamburguesa o papas fritas.

Más de