HORROR

Se comió a la madre después de consumir la “droga caníbal”

Poco a poco hay más detalles de la vida de Alberto Sánchez Gómez, que cambió totalmente luego de un viaje a Grecia.
miércoles, 27 de febrero de 2019 · 20:05

ESTADOS UNIDOS, Miami/ Redacción.- La sociedad española no sale de su asombro, y no es para menos. Cada día hay nuevos capítulos en esta historia de horror. Un amigo de infancia declaró en las últimas horas que el joven asesino de 26 años había tenido “varios ingresos en los servicios psiquiátricos de la red hospitalaria pública de Madrid", que se le había diagnosticado con un trastorno por delirio de persecución y que cambió totalmente luego de una estadía en Grecia.                                    

Alberto Sánchez estudiaba Contabilidad y Finanzas cuando se ganó una beca para ir a Atenas, pero cuando regresó “ya no era el mismo” (dice el amigo). De ser un chico normal, que le gustaba salir de fiesta, pasó a ser un tipo introvertido y con paranoias. Además, Sánchez le confesó al amigo que en Grecia había consumido la denominada “droga caníbal”.

En una ocasión, el amigo habló con María Soledad –la madre de Sánchez– y esta le contó que había denunciado a su hijo varias veces por violencia, que tenía una orden de restricción, pero que ella de igual forma lo dejaba vivir en su casa para que no estuviera en la calle. Por otra parte, vecinos del barrio dijeron a la policía que era habitual verlo compartir con vagabundos en la calle y “siempre medio borracho”. Además, indicaron que cuando bebía y se drogaba se ponía violento.

“Era bipolar. En un momento estaba normal y de repente cambiaba su personalidad. ¡El perro también estaba loco!”, señaló una de las jóvenes “sin techo” que se reunía con Alberto Sánchez en una plaza.

Alberto Sánchez fue detenido luego de una denuncia anónima por la desaparición de su madre María Soledad Gómez. Cuando la policía llegó, se encontró con una escena terrible en el departamento, ya que Alberto había matado y descuartizado a su mamá, puso los restos en decenas de recipientes de alimentos y durante un mes había estado comiéndose el cuerpo de su progenitora... y convidaba al perro con los huesos.