CAOS

Gritos en la Cámara de la Muerte antes de una inyección letal

Los familiares de un condenado golpearon las ventanas de la cámara y gritaron obscenidades.
viernes, 01 de marzo de 2019 · 20:35

ESTADOS UNIDOS, Huntsville, Texas.- Billie Wayne Coble, un veterano de la guerra de Vietnam que mató a los padres y al hermano de su esposa, en 1989, dijo "los amo" a cinco testigos que seleccionó para asistir a su ejecución el jueves por la noche.

Cuando terminó de hablar, su hijo, su nieto y su nuera golpearon y patearon a agentes de policía en el área de la cámara de muerte. Trasladados a un patio, los agresores fueron esposados.

Cuando los revoltosos estaban siendo sometidos afuera, se inyectó pentobarbital a Coble. Jadeó varias veces y comenzó a roncar cuando la dosis letal de droga estaba siendo administrada en la penitenciaría estatal de Huntsville.

Su hijo y su nieto, identificados como Gordon Wayne Coble, de 45 años, y Dalton Coble, de 21, fueron arrestados bajo cargos de conducta desordenada.

Angustiado por su divorcio, Coble secuestró primero a su esposa, Karen Vicha, y la amenazó de muerte. Nueve días después, fue a la casa de los familiares de su mujer, donde asesinó a tiros a sus suegros y a su cuñado, hace 30 años. Un fiscal describió una vez al asesino como "un hombre con un corazón lleno de escorpiones".

J.R. Vicha, hijo de Bobby Vicha, una de las víctimas, tenía 11 años cuando los asesinatos. “Su ejecución es un alivio”, dijo Vicha. "Su forma de morir es más humana que la que él usó para matar a mi familia”.

El jueves de mañana, la Corte Suprema de Estados Unidos rechazó una petición de retrasar su ejecución. Sus nuevos abogados habían argumentado que los abogados litigantes originales de Coble fueron negligentes al no presentar una defensa por “demencia”. 

Coble es el tercer recluso ejecutado este año en Estados Unidos y el segundo en Texas, el estado con mayor cantidad de casos de pena capital.