EL MONSTRUO DE DENVER

Tres cadenas perpetuas por masacrar a su esposa embarazada y a dos hijas

El brutal asesino de su familia ha proporcionado más detalles sobre por qué lo hizo y cómo lo hizo.
viernes, 01 de marzo de 2019 · 22:48

ESTADOS UNIDOS, Denver.- La próxima semana, la Oficina de Investigación de Colorado (CBI, por sus siglas en inglés) publicará un video y una transcripción de una entrevista realizada a mediados de febrero, en la que Chris Watts, de 33 años, da más detalles sobre los asesinatos que confesó.

El llamado "Monstruo de Denver" recibió tres cadenas perpetuas sin derecho a libertad condicional después de confesar los asesinatos de agosto de 2018. Fue juzgado por tres cargos de asesinato, dos cargos de asesinato de un niño, un cargo de interrupción ilegal de un embarazo y tres cargos de manipulación de un cuerpo humano fallecido.

El cuerpo de la esposa, Shanann Watts (embarazada de un niño), fue hallado enterrado en una tumba poco profunda, y los de Bella, de 4 años, y Celeste, de 3, sumergidos en un tanque de petróleo. Según las autopsias, estranguló a la esposa y asfixió a las niñas.

Las tres habían sido reportadas perdidas por el mismo Watts en Frederick, unos 50 kilómetros al norte de Denver, Colorado.  Mirando directo a las cámaras de TV, Watts rogó: "Shannan, Bella, Celeste, si están por ahí, vuelvan. Si alguien las tiene, devuélvanlas. Necesito ver a todas de nuevo. Esta casa no está completa sin ustedes aquí. Por favor, ¡devuélvanlas!". Horas después, Watts confesaría el crimen al FBI.

"No creo que dé una evaluación honesta de por qué hizo lo que hizo", dijo el fiscal Michael Rourke, durante una conferencia de prensa después de que Watts fuera sentenciado.

Investigadores del CBI revelaron este viernes que entrevistaron a Chris Watts junto con agentes del FBI y del Departamento de Policía, buscando entender mejor qué lo había llevado a cometer los horribles crímenes. Toda la nueva información será publicada el próximo jueves (7 de marzo).

La pareja y sus dos hijas eran un ejemplo de felicidad. Hasta el día de su desaparición, la página en Facebook de Shanann Watts mostraba una feliz vida de casada, de una mujer dedicada a su marido y a sus dos hijas pequeñas. Llamaba a su esposo "mi Roca" y aseguraba que era "el mejor padre que las chicas, la niñas y yo, podemos pedir".

Más de