SORPRESA

Dos hermanas casi consiguen “el crimen perfecto”, pero fueron denunciadas por un novio compartido

La muerte que originalmente no despertó sospechas, desencadenó una investigación tras una llamada sorpresiva.
miércoles, 06 de marzo de 2019 · 20:31

ESTADOS UNIDOS, Miami.- Linda Roberts, de 62 años, y Mary-Beth Tomaselli, de 63, fueron arrestadas y acusadas del asesinato en primer grado de Anthony Tomaselli, de 85, cuatro años después de que fuera encontrado muerto en la casa de la familia en Palm Harbor (Florida). Un hombre que llamó a la policía dijo que estaba saliendo con Linda Roberts y también con Mary-Beth, cuando una le confesó el crimen con lujo de detalles.

El 6 de marzo de 2015, Linda y Mary-Beth engañaron a las autoridades, explicando que cuando despertaron en la mañana, encontraron que el padre no respiraba y llamaron a una ambulancia. La llamada al 911 ocurrió de hecho.

Dada las enfermedades que Anthony sufría –incluyendo cáncer, demencia y problemas cardíacos– un médico de urgencias dictaminó que su deceso fue el resultado de causas naturales. "Si el médico hubiera tenido algún tipo de preocupación, el cuerpo habría ido al forense. Pero sin sospechas, fue incinerado”, informó la policía.

Las hermanas alimentaron al padre con "un brebaje de alcohol y pastillas para dormir y así matarlo" –confesión grabada secretamente por el novio soplón–, pero los macabros esfuerzos no se detuvieron ahí: cuando los somníferos no funcionaron, recurrieron a "sofocar al padre con una almohada, y cuando eso tampoco lo mató, le metieron un trapo por la garganta hasta que murió".

Poco después, las hermanas vendieron la casa de Anthony, dividiendo 120.000 dólares en el proceso. El Tribunal del Condado de Pinellas informó que están detenidas sin derecho a fianza.