Economía

El récord mexicano: ¡primera recesión en 23 años!

Expertos estiman que se hicieron realidad los peores pronósticos por cuestiones internas y externas.
viernes, 01 de marzo de 2019 · 06:44

(ANSA) - México entró en su primera recesión en los últimos 23 años, según la opinión de algunos expertos, los cuales atribuyen esa circunstancia a la política interna del presidente Andrés López Obrador y a factores externos.

"No parece haber duda: hemos entrado en la primera recesión originada en México desde 1996", señaló el académico y analista Macario Schettino, poco antes de que el Banco Central redujo el pronóstico de crecimiento económico para 2019 a un rango de 1,1 a 2,1% desde el 1,7 a 2,7 proyectado originalmente. Las altas tasas de interés a nivel internacional, la guerra comercial entre China y Estados Unidos, el alza en el servicio de la deuda mexicana por el aumento en los réditos y la crisis financiera de la petrolera gubernamental, son algunos de los factores que habrían influido para que la peor de las pesadillas de los expertos se hiciera realidad.

Según fuentes oficiales, el Producto Interno Bruto (PIB) creció 2% el año pasado pero en el tercer trimestre la cifra se redujo a 0,9% y en el cuarto y último trimestre sólo repuntó 0,2%. Técnicamente, según algunos economistas, una recesión se da cuando ocurren dos caídas consecutivas del PIB.

No obstante, el Indicador Global de Actividad Económica (IGAE), una aproximación cercana a un PIB mensual, creció 2% en octubre, bajó en noviembre 1,8% y en diciembre repuntó apenas 0,2%. El comportamiento económico ha sido desigual, pues mientras en el último mes del año el sector primario (agricultura) se mostró "muy fuerte", con un repunte de casi el 5%, el secundario (industria) reportó una contracción de 2,5% y el terciario (servicios) repuntó apenas 1,2%.

El retroceso de la industria se debió esencialmente a que la minería (que en más de 80% es la extracción de petróleo) tuvo una caída de 8%, mientras la construcción se contraía 3.9%, y la generación de electricidad, en 1,1%. El turismo cayó 1,6% las actividades de gobierno 3,8%, según el informe referente a diciembre.

La producción de petróleo cayó en enero 15%, casi el doble de lo que había bajado durante el último trimestre de 2018. La construcción parece también mostrar un comportamiento negativo por cuanto hay poca inversión gubernamental y privada por tratarse de inicios de año.

En cuanto a los servicios, las grandes cadenas de supermercados reportaron un cero crecimiento en términos reales y las ventas de autos sufrieron una contracción importante, según constató Schettino. Desde el año pasado, algunos expertos, junto con empresarios e inversionistas, dejaron ver la posibilidad de una recesión o por lo menos una desaceleración, es decir, que la economía siga creciendo a tasas menores de la actualidad.

Las tasas de interés en Estados Unidos y a nivel global mantienen una tendencia ascendente, lo que a juicio de expertos contribuye a aumentar el servicio de la deuda. A ello se suma que el presidente Andrés López Obrador decretó una baja de impuestos a los residentes de la zona fronteriza, lo que hace temer un mayor déficit fiscal, que a su vez podría traducirse en una reducción de la calificación soberana, como comenzó a suceder en el caso de los pasivos de la petrolera PEMEX. El país también se ha visto afectado por el impacto de la guerra comercial entre China y Estados Unidos que se prevé reduzca el crecimiento económico global. Desde septiembre pasado, el experto Benito Solís advirtió que existían "señales de que la economía mexicana podría entrar en una desaceleración o incluso en recesión" en cuestión de meses, que podría tener impacto para el siguiente lustro.

Se anticipa además que la economía de Estados Unidos entraría en recesión en 2020 y de hecho, de acuerdo con especialistas, ya muestra "señales de debilidad". México envía el 85% de sus exportaciones a Estados Unidos bajo el cobijo del Tratado de Libre Comercio que suscribió en 1994 y terminó de renegociar el año pasado. 

Más de