SÚPER ESCÁNDALO

El “cerebro” de la estafa millonaria de la “puerta lateral” enfrenta 65 años de cárcel

Ayudó a cientos de jóvenes a ingresar a prestigiosas universidades, previo pago de miles y hasta millones de dólares.
jueves, 14 de marzo de 2019 · 20:39

ESTADOS UNIDOS, Boston.- El arquitecto de una estafa de admisión a la universidad de 50 millones de dólares que atrapó a las actrices Lori Loughlin y Felicity Huffman y otras estrellas de Hollywood (que en cualquier momento saldrán en titulares de la prensa), hablaba seguido por teléfono de su brillante trabajo, sin saber que el FBI estaba escuchando desde hace varios años.

William Singer, que se declaró culpable en una corte federal de Boston por cargos de crimen organizado, lavado de dinero, conspiración y obstrucción de la justicia, confesó haber orquestado 761 acuerdos de admisión por la "puerta lateral" para los hijos de las "familias más ricas de los Estados Unidos".

"Hay una puerta principal, lo que significa que entras por tu cuenta. La puerta lateral es a través de otros métodos, lo que significa 10 veces más dinero", explicó. “He creado esta puerta lateral, porque en la puerta trasera, que es por la cual todo el mundo tiene un amigo que conoce a alguien en la universidad, no hay garantía de éxito. Mis clientes pagaban mucho dinero porque querían una garantía".

Según la investigación, Singer estableció un elaborado plan que implicaba pagar a jóvenes impostores para que se sometieran a los exámenes en lugar de los hijos de sus clientes ricos, y sobornar a administradores universitarios para que miraran hacia otro lado.

Los fiscales afirman que Singer también utilizó una falsa organización benéfica, “The Key Worldwide Foundation”, para canalizar cientos de miles de dólares en sobornos a entrenadores universitarios para fingir que los estudiantes que llegaban a las universidades, a través de becas especiales, habían sido atletas de alto nivel en sus escuelas.

Los padres o tíos prósperos pagaron entre 200,000 y 6.5 millones dólares para asegurar que sus hijos o sobrinos pudieran ingresar a prestigiosas universidades, incluyendo Yale, Stanford, Georgetown, Wake Forest y Universidad del Sur de California.