SIN ACUERDO

La UE cansada, Theresa May derrotada

La Primera Ministra británica parece seguir queriendo encajar derrotas.
sábado, 16 de marzo de 2019 · 10:16

A la Unión Europea se le acaba la paciencia y el acuerdo no llega entre Londres y Bruselas. La Primera Ministra británica parece seguir queriendo encajar derrotas, ya que no da su brazo a torcer para llegar a un acuerdo definitivo. La frontera entre las dos irlandas, Irlanda e Irlanda del Norte, y el conocido como backstop, es la gran polémica del Brexit. Pero además del backstop todavía quedan muchos temas por ajustar entre las dos partes involucradas.

El presidente del Consejo Donald Tusk, que representa a los 28 países que forman la Unión Europea, se plantea alternativas para que el Parlamento Británico apruebe el acuerdo actual que fue pactado por Londres y Bruselas a finales de 2018.

Bruselas está cansada, y es que las últimas negociaciones entre la UE y May parecen no haber sido suficientes como para que la Primera Ministra ceda y se firme el acuerdo. La derrota en el Parlamento de Westminster pone al descubierto todas las incertidumbres del Brexit, así como el bloqueo que hay a falta de que se pueda dar por finalizado el Brexit. El final no llega y un acuerdo que permita la separación de ambas partes y, del que tanto la UE como Reino Unido se beneficien, tampoco. 

Nadie sabe qué va a pasar. De momento, se alargan las votaciones y las negociaciones: cuando la fecha oficial de la salida del Reino Unido de la Unión Europea está fijada para el 29 de marzo. El Parlamento Británico volverá a votar y a pedir que no haya una salida de la Unión Europea sin acuerdo; de hecho, ambas partes quieren evitarla, pero para llegar a un consenso alguien tiene que ceder.

Theresa May podría pedir una prórroga de las negociaciones, aunque tendría que aprobarse por los líderes de los países miembros de la UE. Sin embargo, los europeos no parecen muy contentos con seguir alargando el Brexit y la incertidumbre que conlleva. Según los representantes de la UE, alargar las negociaciones no hace más que llevar el asunto al mismo punto de partida una y otra vez: incertidumbre. En caso de haber prórroga los líderes europeos pedirán antes garantías de que esta sirva para llegar a un acuerdo que beneficie a ambos involucrados.

La situación es muy difícil. Los instrumentos financieros responden con volatilidad en el trading y muchos de estos inversores aprovechan los cambios en los precios de los instrumentos para invertir en trading con estrategias de Fibonacci. La libra es el instrumento de las operaciones más perjudicado y la estabilidad no llegará a la divisa local británica hasta que se alcance el tan ansiado acuerdo entre Londres y Bruselas.