DIFUSIÓN DE MENSAJES

Cuestionan el papel de Facebook en la masacre de Nueva Zelanda

La compañía de Mark Zuckenberg no pudo eliminar el 20 por ciento de los videos de la matanza, lo que ha hecho preguntarse por la efectividad en el bloqueo de este tipo de contenidos.
martes, 19 de marzo de 2019 · 09:09

NUEVA ZELANDA, Christchurch.- A pesar de los esfuerzos de parte de Facebook por eliminar más de millón y medio de videos de la matanza de Christchurch, en Nueva Zelanda, las autoridades de ese país no se sienten totalmente satisfechas con el papel jugado por las redes sociales en la difusión de las imágenes y la falta de control sobre la difusión de las mismas.

La masacre del pasado viernes dejó hasta el momento 50 víctimas fatales, pero algo que dejó honda huella fue la retransmisión en directo a través de las redes sociales. El momento dejó en evidencia que las compañías que alojan las redes sociales permiten ese tipo de emisiones, por lo que el control de su contenido pareciera requerir de una atención especial.

Mia Garlick, directora de Políticas de Australia y Nueva Zelanda para Facebook, usó las mismas redes para revelar con la población tuvo casi 1,2 millones de vídeos del episodio, que terminaron por ser desechados.

Más dramático aún es que esto incluye elogios o mensajes de apoyo al ataque, los cuales no fueron bloqueados al momento de ser subidos. Hasta ahora no se tiene explicación alguna sobre las otras 300.000 publicaciones -un 20%- que pudieron publicarse y difundirse.

Además de esta cifra suministrada por Facebook, se hallaron varios videos relacionados con la masacre, más de 12 horas después de ocurrido el ataque. El mismo medio señala que algunos están presionando a la red social para que informe sobre como la cantidad de visitas, veces compartido y reacciones que alcanzaron a tener estas publicaciones dado que son una medida más precisa del alcance que tuvieron.

Según datos de Facebook, el vídeo fue visualizado menos de 200 veces durante la emisión en directo y ninguna de las personas que lo vieron dio la voz de alarma ni lo denunció.

Por último, Facebook dijo haber eliminado rápidamente, tanto los perfiles de la red social como de Instagram del sospechoso. También fueron borradas las cuentas de personas que han tratado de suplantar su identidad desde que ocurrieron los asesinatos, en el afán de evitar la propagación de mensajes vinculados a esta masacre..