SIN VUELTAS

Tras la matanza, Nueva Zelanda toma la decisión más rápida, directa y sin objeciones

Además, la primera ministra Jacinda Ardern, lanzó un llamado para una lucha global contra la ideología racista.
jueves, 21 de marzo de 2019 · 06:28

(ANSA) - La primera ministra neocelandesa, Jacinda Ardern, prohibió con efecto inmediato la venta de armas de asalto en todo el país, aún bajo shock luego de la masacre de Christchurch. La prohibición vale también para las armas con cargador extendido y "fusiles semiautomáticos de tipo militar" como los utilizados en la tragedia del viernes pasado.

La premier dijo que el hombre arrestado adquirió el arma legalmente y aumentó la capacidad con un cargador "adquirido fácilmente online". El autor de la masacre del viernes en dos mezquitas en Nueva Zelanda, había planificado otro ataque, dijo el jefe de la policía, Mike Bush.

Según la policía, Brenton Tarrant estaba yendo al tercer lugar previsto cuando fue detenido. La policía cree saber cuál era el tercer objetivo de terrorista, pero Bush prefirió no dar más detalles porque la investigación sigue.

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, lanzó un llamado para una lucha global contra la ideología racista de derecha tras el ataque en Christchurch. En una entrevista con la BBC Ardern recordó que el atacante "era australiano, pero esto no significa que no tenemos una ideología semejante en Nueva Zelanda".

"Si queremos vivir en un mundo seguro, tolerante e inclusivo, no podemos pensar en términos de fronteras", subrayó, solicitando una lucha "global" contra el racismo de derecha.