¿Se viene un juicio político?

El Congreso abrió otra investigación contra Trump

La comisión de justicia lo acusa de varios delitos. Citó a unas ochenta personas de su entorno.
lunes, 04 de marzo de 2019 · 14:55

La Cámara de Representantes citó a más de ochenta personas del entorno del presidente Donald Trump en el marco de una nueva investigación por presunta obstrucción a la justicia, corrupción y abuso de poder, que incluirá irregularidades en la campaña y negocios con Rusia.

Trump, que está siendo investigado por el fiscal Robert Mueller por muchos de estos delitos, verá cómo desde su hijo Jr. a Ivanka y asesores de su confianza como Steve Bannon tendrán que atestiguar ante la Comisión de Justicia de la Cámara, presidida por los demócratas, por estas acusaciones.

Jerrold Nadler, que lidera esa comisión, advirtió que el rol de los representantes es garantizar “el Estado de Derecho”. La Cámara fue el centro de atención la semana pasada cuando declaró el exabogado de Trump, Michael Cohen, quien dijo sobre el Presidente que era un “tramposo”, un “estafador” y un “mentiroso”.

Cohen, que trabajó diez años para Trump, dijo que el entonces candidato republicano estaba al tanto de que Wikileaks publicaría los cables que complicaban a Hillary Clinton, y también aseguró que Trump infló sus declaraciones juradas y mantuvo negocios con Rusia hasta mucho después de lo que había admitido en su momento.

Los demócratas y muchos analistas consideran que estas investigaciones podrían ser utilizadas para llevar a cabo un juicio político contra el presidente. “En los últimos años, el presidente Trump ha eludido la responsabilidad de sus ataques casi diarios a nuestras reglas y normas legales, éticas y constitucionales básicas”, especificó Nadler, de acuerdo a lo que publicaron varios medios en Estados Unidos.

Trump, en tanto, desmintió varias veces todas las acusaciones y las calificó de fake news. Su defensa dijo, además, que Cohen mintió ante el Congreso (como lo hizo otras veces, según él reconoció) porque lo mueve la “venganza” contra el jefe republicano. Según el partido de Gobierno, Cohen quedó desencantado con Trump porque no le ofreció un puesto en la Casa Blanca.