SUEÑOS TRUNCADOS

Las desgarradoras historias de los niños fallecidos en el tornado

En minutos, 23 personas murieron mientras un embudo de vientos atravesaba Alabama, entre ellas cuatro niños.
miércoles, 06 de marzo de 2019 · 21:00

ESTADOS UNIDOS, Alabama.-  Mykala "Tootie" Waldon tenía solamente 8 años, pero “en esos 8 años no logró nada más que amor", según un GoFundMe establecido para ayudar con su funeral. Alumna de tercer grado de Beauregard Elementary School, Mykala murió junto a su primo, Jonathan Márquez Bowen. Dos de las hermanas menores de Mykala están hospitalizadas.

La pasión de Mykala era la danza. "Fue su primer amor", según su madre, destrozada por la tragedia. "Ya no la veré en un baile de la escuela. Será imposible olvidarla. ¿Por qué se fue?”.

Armando "A.J." Hernández, 6. El abuelo de "A.J.", Bobby Kidd, dice que al niño le encantaba jugar al baloncesto, ver dibujos animados y comer nuggets de pollo. A.J., su hermano de 10 años y su padre estaban acurrucados en un armario cuando la casa sufrió un impacto directo del tornado, de casi 300 kms por hora. Con los vientos tan fuertes, los niños fueron arrancados de los brazos del padre.

El cuerpo fue hallado al lado de una carretera, El hermano sufrió una fractura de brazo y una pequeña fractura de cráneo, y el padre varias fracturas de costillas.

Jonathan Márquez Bowen, 9 años. "Los pisos desaparecieron debajo de nosotros'', comenta la madre de Jonathan, Shamel Hart. "Un minuto se sentía como si fueran horas. El tornado nos arrancó a nuestros hijos sin remordimientos. La peor pesadilla de una madre es tener que enterrar a su hijo. Nunca pensé que enterraría al mío, siempre pensé que me enterrarían primero".

Su hermano de 12 años, Jaylen, opina que Jonathan era muy inteligente y cariñoso, pero que ahora no quiere ver a su madre sufriendo. Hart también perdió a su sobrina, Mykala Waldon, en el tornado.

"Mi mamá y mi tía trataron de cubrirnos lo mejor que pudieron, pero el piso se cayó", según Jaylen. La madre trató de retener a todos los niños mientras la casa temblaba violentamente y se mecía sobre sus cimientos, pero fue imposible.

Taylor Thornton, 10 años. “Era una niña muy amigable, positiva y creativa”, dice el director de la escuela Lee-Scott, Stan Cox. Una cuenta GoFundMe para el costo del funeral de Taylor duplicó su meta de recaudación de fondos, con más de 35.000 dólares en menos de 24 horas.

 

Más de