MANIFESTACIÓN

Tras el derrocamiento de Bashir, continúa la movilización en Sudán

Los seguidores de la Asociación de los Profesionales Sudaneses acampaban frente a las Fuerzas Armadas a la espera de las nuevas consignas.
sábado, 13 de abril de 2019 · 09:40

Los seguidores de la Asociación de los Profesionales Sudaneses (SPA), esperaban este sábado ante el cuartel general de las Fuerzas Armadas en Jartum las consignas de los organizadores de la protesta, un día después del reemplazo del jefe de la junta militar en el poder, un militar cercano al destituido Omar al Bashir, una decisión aprobada por los ciudadano de Sudán.

Esta organización se mantiene desde el 19 de diciembre y provocó el derrocamiento el jueves por el ejército del presidente Omar al Bashir, que gobernaba el país desde un golpe de Estado hace 30 años.

De esta manera, al día siguiente de la destitución de Al Bashir, Awad Ibn Ouf, el jefe de la junta militar de transición al mando del país, renunció al poder y nombró a otro militar para sucederle. Esta declaración fue recibida entre gritos de los manifestantes en la capital sudanesa, ya que sostenían que "en dos días derrocamos a dos presidentes" y "lo logramos" eran algunas de las consignas que coreaban.

"Esperamos nuevas consignas de la Asociación de los Profesionales Sudaneses para saber si debemos mantener nuestra concentración hasta ver nuestras demandas satisfechas o si debemos desalojar el lugar", explicó un manifestante que pasó la noche ante el cuartel general.

En este contexto, Ibn Ouf, que duró apenas un día en el cargo, anunció el viernes en un discurso a la nación retransmitido por la televisión estatal su renuncia, y nombró en su lugar a Abdel Fattah al Burhan Abdelrahman, inspector general de las Fuerzas Armadas. "El papel del consejo militar es proteger la seguridad y la estabilidad del país", había declarado poco antes el teniente general Omar Zinelabidine, miembro de la junta, ante los diplomáticos árabes y africanos.

"Iniciaremos un diálogo con los partidos políticos para estudiar cómo gestionar Sudán. Habrá un gobierno civil y no intervendremos en su composición", manifestó.

Asimismo, la junta militar afirmó además que Al Bashir estaba detenido pero que no sería entregado al extranjero. En tanto, la Corte Penal Internacional (CPI) tiene un pedido de captura del expresidente por crímenes de guerra.

Tras semanas de manifestaciones reclamando su salida, Omar al Bashir fue destituido el jueves por el ejército, que estableció un Consejo de Transición Militar vigente durante dos años. En este sentido, los organizadores de la protesta exhortaron a los militares a "transferir el poder a un gobierno civil de transición".

Así, en rechazo a esta transición, los manifestantes pasaron la madrugada del viernes, la sexta noche consecutiva, delante del cuartel general de las Fuerzas Armadas en Jartum, a pesar del toque de queda.

El embajador de Sudan, Yasir Abdelsalam, dijo que la junta militar "se contentará con ser el garante de un gobierno civil", dijo. Además añadió que el periodo de transición podría "reducirse en función de las evoluciones en el terreno y del acuerdo de los interesados".

En este sentido, entre las medidas decretadas el jueves por los militares figura el cierre de las fronteras terrestres hasta nueva orden y el alto el fuego en todo el país, especialmente en Darfur, donde un conflicto ha causado más de 300.000 muertos desde 2003 según la ONU.