SALTA

“Tranzas” y “trafiadictos", cómo operan los traficantes en Salta

El trabajo de la Policía se ha vuelto difícil en estos días, los traficantes se han diseminado en diferentes barrios y varios trabajan de manera “independiente”.
lunes, 12 de agosto de 2013 · 14:13
SALTA.- El trabajo de la Policía se ha vuelto difícil en estos días, los traficantes se han diseminado en diferentes barrios y varios trabajan de manera “independiente”. Desde bandas integradas por decenas de personas que trabajan con “células aisladas”, hasta pequeñas gavillas de unas cinco o seis personas, que se arriesgan a ser parte del “negocio de la muerte” en Salta. Según señalaron fuentes judiciales y policiales, los últimos hallazgos de Drogas Peligrosas han sido muy importantes, no tanto por la cantidad de estupefacientes que se retiró del mercado, sino por la información que se pudo recabar.

“Tranzas” y “trafiadictos"

Uno de los primeros problemas que se presentan a la hora de realizar las investigaciones, es que en los barrios pululan lo que se conoce como “trafiadictos”, vendedores que comercializan para solventar su propia necesidad de consumir drogas. La mayoría de ellos jamás carga mucha cantidad de narcóticos y en muchos casos se dedican a lo que se conoce en la jerga barrial como “pasamanos”, que es comprar estupefacientes para otra persona, a cambio de una comisión que suele ser parte de la sustancia adquirida. Estos vendedores son muy complicados de capturar, porque nunca llevan consigo una cantidad de drogas que permita suponer que son comerciantes. Aunque la tenencia para consumo está penada por la ley, cayó prácticamente en desuso tras varios fallos de distintos juzgados y del “caso Arriola” que se trató en la Corte Suprema. “

Los conocidos ‘trafiadictos’ te generan muchos problemas, si los detenés a los dos días están en la calle, nunca les vas a encontrar más de dos o tres gramos, que por más que estén fraccionados pasan como consumo”, explicó una calificada fuente policial. Los conocidos como “tranzas”, “dealers” o “punteros”, son otro tipo de vendedores. Ellos sí suelen tener una cantidad importante de drogas que les compran a los distribuidores más grandes. Venden a clientes habituales y les encargan a los “trafiadictos” la comercialización al menudeo con los compradores ocasionales que llegan a comprar a las “zonas calientes” .

A estas personas suelen apuntar los operativos de drogas, porque son uno de los eslabones más importantes de la cadena de distribución y quienes suelen tener contactos con vendedores a gran escala y narcotraficantes que operan en todo el país. “Los tipos que ya compran de a dos o tres kilos, sean cocaína o marihuana, son los más pesados, porque ellos tienen contactos que venden mucha cantidad, que son los que suelen operar en las sombras. Por eso lo primero a lo que apuntamos es a los celulares, porque ahí está la información que buscamos”, señaló la fuente de la fuerza antinarcóticos local.

Solitarios

“La provincia no está 'cartelizada', como es una ciudad de paso hay mucha droga escondida, cualquier ‘gil’ con mil pesos se arma una estructura de ventas”, explicaron desde la Policía Federal. “Es un problema y una ventaja -agregó- por un lado no te enfrentas con tipos pesados que te van a responder a los tiros ante un allanamiento, pero por otro lado está muy diversificada la venta y se hace difícil el trabajo. Hay mucho vendedor ‘solitario’ como le decimos nosotros”.

La droga, cada vez es más nociva con más sustancia tóxicas

Ante los rumores de que esta peligrosa variedad había llegado a la provincia la primera consulta se hizo en Drogas Peligrosas y cuyos expertos explicaron: “Esta ‘alita de mosca’ se hace con las sobras de la cocaína y es de muy mala calidad”.

Según confirmaron en la última parte del proceso se le agrega muchas sustancias y todas tóxicas, entre las que se cuentan lavandina, acetona y otros elementos químicos. “Acá tuvimos varios procedimientos de ‘alita de mosca’ en Las Termas y es droga de muy mala calidad”, explica uno de las autoridades de la Dirección. Desde la fuerza nacional explicaron que la droga que se vende en nuestra provincia suele ser traída desde Bolivia ya preparada. “La variedad ‘alita de mosca’ es peruana, para hacerla llegar acá tiene que cruzar medio continente y no tiene mercado -explicaron- la que se consume acá varía de vendedor a vendedor, es boliviana y habitualmente le agregan distintos químicos para potenciar el efecto y se vende como ‘alita de mosca’”.

Anfetamina: sustancia agregada y peligrosa

Una de las sustancias agregadas a la cocaína, para potenciarla y aumentar su precio son las anfetaminas. Entre sus efectos, que duran varias horas, se encuentran la estimulación del sistema nervioso central, la sensación de bienestar y excitación, un comportamiento desinhibido, la sensación de lucidez y fuerza, y el aumento del grado de confianza. Los efectos son similares a una descarga de adrenalina, provocando la aceleración del ritmo respiratorio y cardíaco.

El apetito desaparece, la temperatura corporal aumenta, las pupilas se dilatan, e incrementa el riesgo de deshidratación. “Los consumidores creen que están consumiendo algo de muy buena calidad y en realidad están esnifando una droga muy peligrosa”, explicó el experto de la Federal. La forma de darse cuenta que las dos drogas han sido mezcladas es muy simple la “alita de mosca” que tiene anfetaminas agregadas provoca mucha sed y una sensación de excitación y paranoia, distinta a la de la cocaína.

Además, según explicaron, los narcos suelen potenciar el efecto de las drogas con cafeína que provoca un estado de alteración y la vuelve aún más adictiva. “Tenemos varios registros y pruebas de laboratorios, lo que pasa es que es información que no se divulga, nadie pregunta qué variedades de droga hay en el mercado, pero es muy importante que la gente entienda que está consumiendo veneno”, explicó el especialista de la fuerza nacional.

Cocaína y pasta base, en la cima del consumo

El proceso de elaboración se realiza en las inmediaciones de la plantación, ya que para obtener un kilo de pasta se necesitan alrededor de 125 kilos de hoja. Esta pasta se consigue, primero mezclando la hoja triturada con agua y querosén; después se separa el querosén y se desecha la hoja de coca, se agrega agua más ácido sulfúrico, que después de filtrado se mezcla con cal o amoníaco, el secado de esto da lugar a la pasta de coca.

La free-base o base libre, proviene de la mezcla de la pasta de coca con éter, también de alta toxicidad, al evaporarse con calor aparecen unos cristales casi puros de cocaína base muy potente, que en ambientes marginales se denomina crack. Se fuma mezclado con el tabaco o se calienta en pipa de agua y se inhala el humo resultante.

Una polémica decisión judicial tiró abajo el trabajo policial

El viernes pasado el juez federal de Orán, Raúl Reynoso, aseguró que la libertad que se le concedió a 36 detenidos en causa vinculadas con escasa tenencia de droga fue una decisión excepcional y extraordinaria. "No son narcotraficantes", señaló. Muchos de los liberados fueron detenidos en situaciones que hacían presumir que traficaban drogas pero la cantidad que se les secuestró no era importante, por esa razón el magistrado consideró que no eran peligrosos para la sociedad, claro, desde la comodidad de una casa custodiada, no serían un problema. “No son narcotraficantes, la semana pasada llegue a tener 250 detenidos con problemas de falta de higiene, salubridad, falta de ventilación y hacinamiento, donde había lugar para 5 detenidos, teníamos 20”, se justificó el juez federal Reynoso.

Fuente: Semanario El Intransigente
Más de