CASO PAOLA ALVAREZ

Cloroformo, zoofilia y videos: graves pistas complican al acusado de femicidio

El sospechoso ya fue imputado por homicidio calificado. Sus padres también fueron detenidos
viernes, 19 de mayo de 2017 · 13:34

SALTA (Redacción) - Lo que pasó con Paola Álvarez sigue siendo un misterio desde ese viernes 5 de mayo, cuando la vieron por última vez. Sin embargo, aunque la joven de 21 años no aparece, la situación de su supuesto amante es cada vez más complicada. Mientras sigue detenido, imputado por femicidio calificado, aparecieron cámaras de seguridad que contradicen su declaración y además las pericias realizadas en su teléfono revelaron que días antes de la desaparición de Paola consultó distintos sitios web para saber cómo utilizar cloroformo y dónde comprarlo de manera ilegal.

Los investigadores habían puesto el foco en Santiago Zambrani después de que publicara un llamativo posteo en su perfil de Facebook en el que se despedía de la joven como dándola por muerta, cuando todavía se la busca viva. Para aumentar las dudas, las cámaras de seguridad del 911 que se conocieron en las últimas horas, mostraron al sospechoso el día de la desaparición de la joven entrando al barrio con ella pero no existe ningún video en el que se la vea salir.

Los registros de su celular también le jugaron en contra. Según los peritajes buscó cómo usar y dónde comprar cloroformo, así como también cuáles eran los efectos del fármaco Diazepam y sus efectos con el consumo de alcohol. También demostró que visitaba de manera habitual distintas páginas de videos pornográficos, entre ellos muchos especializados en prácticas de zoofilia.

 

Ni el papá de la hija de dos años de Paola, de quien se estaba separando pero con quien todavía convivía, ni su mamá, estaban al tanto de la relación que mantenía con el detenido, aunque los dos lo conocían. En realidad creían que el imputado le ofrecía trabajos de limpieza pero ahora las sospechas son contundentes. "Ahora caigo en cuenta que mi hija podría haber sido vendida por este sujeto", advirtió su mamá a los medios locales.

En los allanamientos en la casa de Zambrani, la policía tampoco encontró un panorama mucho mejor. Secuestraron por lo menos 30 bombachas de distintos tamaños, dos fundas de celulares sin los aparatos y varias botellas de alcohol junto a dos vasos. Además del acusado, también fueron detenidos sus padres, a quienes se los acusa de ser partícipes necesarios.


Más de
Cargando más noticias
Cargar mas noticias