les convidó gaseosa

Un agente penitenciario y un preso envenenados por una mujer

El hecho sucedió este martes en el penal de Florencio Varela. La pareja del recluso y su cómplice fueron detenidas
miércoles, 14 de marzo de 2018 · 18:33

Un preso y un efectivo del Servicio Penitenciario Bonaerense que lo custodiaba en un hospital de Florencio Varela fueron envenenados por la pareja del recluso tras ingerir una gaseosa que la mujer les convidó, hecho por el cual ella y una cómplice resultaron detenidas.
   
Según informaron fuentes policiales a NA, el hecho comenzó este martes alrededor de las 17:00 cuando el preso, identificado como Emilio "Ale" Gamarra recibió la visita de su concubina en el penal de Florencio Varela y se descompesó. Al ser llevado al hospital, Gamarra quedó con la vigilancia del agente del SPB Federico Ferreira y otros dos efectivos.
   
Un rato después, la pareja de Gamarra, una mujer de 32 años, ingresó a la guardia del hospital junto a una amiga y al ver al penitenciario le entregó una botella de agua tónica para que le diera a su concubino, y dos gaseosas de lima limón para otros dos efectivos del SPB que estaban en el lugar. Las mujeres se retiraron rápidamente del lugar, el recluso bebió unos tragos de la gaseosa y le convidó al penitenciario.
   
Minutos después, ambos cayeron al piso y empezaron a tener convulsiones, por lo que fueron derivados a la sala de terapia intensiva del nosocomio, donde permanecían internados, mientras que los otros dos oficiales que tomaron la gaseosa de lima limón no sufrieron ningún tipo de afección. Posteriormente, se determinó que el recluso había sido internado en el Hospital Mi Pueblo porque se sentía muy descompuesto, una situación que coincidió con la visita que recibió de las dos mujeres en la Unidad 23 de Florencio Varela, donde estaba detenido tras ser procesado por el Juzgado de Garantías N° 1 de La Plata, en una causa por el delito de "asociación ilícita y robo agravado".
   
Los investigadores procedieron a identificar el domicilio y a detener a ambas mujeres, quienes viven en la ciudad de La Plata y serían la novia y la cuñada del recluso. La causa había sido caratulada al principio como "averiguación de ilícito", pero a partir de este hecho fue recaratulada como "homicidio en grado de tentativa".
   
La Justicia ordenó un allanamiento en la casa de la pareja del preso, el cual fue llevado a cabo por personal de la DDI de Quilmes. En la vivienda de la pareja de Gamarra se secuestró un frasco de pesticida líquido "Hor-Tal" y un envase de líquido de frenos que serán analizados en el Hospital Posadas. La justicia espera esos resultados y también los análisis toxicológicos realizados a las víctimas para establecer con que resultaron intoxicados.