busqueda en La Matanza

Múliples operativos para dar con los asesinos del chofer de la Línea 620

Leandro Alcaraz, de 26 años, tenía franco este domingo que fue asesinado, pero pidió cambiarlo por el de este lunes, ya que su hija cumple 4 años
lunes, 16 de abril de 2018 · 18:00

Múliples operativos realizaba durante esta jornada personal de la Policía Bonaerense en un asentamiento de La Matanza, cercano a donde fue asesinado tras una discusión el colectivero Leandro Alcaraz, para dar con los dos homicidas del chofer de la Línea 620, quienes estarían identificados.
   
Fuentes policiales revelaron a NA que de los procedimientos participaban efectivos de la DDI Matanza y de al menos 22 comisarías del distrito, incluida la seccional de Virrey del Pino, y los mismos se centraban en la villa La Palangana, donde se esconderían los presuntos homicidas, quienes ya estarían identificados.
   
De acuerdo a lo que pudieron rearmar del hecho los investigadores, los sujetos tras efectuarle un disparo en la cabeza y otro en el tórax a Alcaraz escaparon del lugar y a dos cuadras, también en la localidad de Virrey del Pino, le robaron el teléfono celular a una mujer para después efectuar disparos al aire dentro del asentamiento correspondiente.
   
Estos datos fueron aportados por testigos que se presentaron en la causa, aunque aún el fiscal José Luis Maroto esperaba que se presentaran a declarar los pasajeros que estuvieron en el momento del asesinato. Ante la falta de testigos, los uniformados están analizando mediante las tarjetas SUBE las identidades de los usuarios que viajaban con el fin de que se presenten a declarar.
   
En ese sentido, solo una persona de varias que viajaban en el interno 103 del colectivo 620 declaró ante Maroto y señaló que escuchó dos disparos y vio cuando los dos asesinos escapaban. Durante la mañana hubo un sospechoso que declaró ante el fiscal, pero rápidamente se retiró a su casa porque entendieron que nada tenía que ver con el hecho. El hombre se sumó luego a la protesta que realizaron sus compañeros choferes primero en la puerta del Municipio de La Matanza y luego frente a la comisarías de Virrey del Pino.
   
"Mi familia tenía miedo a que me ataquen por venganza. Se confundieron y pusieron una foto mía en vez de una foto de Leandro, porque tenemos el mismo apellido", explicó. La equivocación le provocó a un gran susto a su familia porque pensaron que él había sido el que había muerto. "Había gente que estaba llorando en mi casa. Lo empecé a desmentir en todos lados y después en las noticias dijeron que la foto mía era la del posible asesino", agregó en declaraciones al canal TN. Además, sostuvo: "Quiero aclarar que estoy bien y que no fui el que lo mató. Ayer tuve franco y tengo pruebas de dónde estuve todo el día".

Cambió su franco para estar en el cumpleaños de su hija.

Alcaraz tenía franco este domingo que fue asesinado, pero pidió cambiarlo por el de este lunes, ya que su hija cumple 4 años. El colectivero se fue al mediodía a trabajar y alrededor de las 17:30 fue asesinado, por lo que a sus parientes les avisaron enseguida del lamentable suceso. "Estamos destrozados, toda una familia destrozada", afirmó su tía en declaraciones al mismo medio televisivo.

El hecho se produjo el domingo cuando dos pasajeros se subieron al interno 102 de la línea 620 a la altura de la localidad bonaerense de San Justo y querían viajar igual a pesar de no tener la tarjeta SUBE. Una mujer, para evitar que siguiera la discusión les sacó el boleto con su tarjeta y así pudieron viajar.
   
Sin embargo, ambos sujetos habrían seguido con algunos insultos hacia Alcaraz y al bajar lo hicieron por adelante, lo que generó que uno de ellos efectuara dos disparos contra el colectivero para luego emprender la huida. Los pasajeros y la gente que pasaba por el lugar quedaron perplejos y conmovidos por la muerte del chofer, quien permancía en su asiento, hasta que un pasajero -que luego se presentó a declarar- lo corrió del asiento y manejó el micro hasta el hospital más cercano para que recibiera atención urgente, aunque ya llegó muerto.
   
Ante esta situación, el domingo, decenas de líneas de transporte que circulan por el oeste del Conurbano y hasta extienden su recorrido por Capital Federal, junto a la propia 620, anunciaron un paro por 24 horas en reclamo por mayor seguridad y justicia por Alcaraz. A esta medida de fuerza se sumaron otras líneas del norte de AMBA, además de pasajeros, ciudadanos y docentes de Virrey del Pino, ya que los establecimientos en esa zona no tuvieron clases ante la imposibilidad de poder movilizarse por la huelga.
   
Asimismo, los colectiveros también cortaron durante la mañana la intersección de la Avenida General Paz y la Avenida Alberdi, lo que generó un caos de tránsito entre esa arteria y la Autopista Ricchieri. Los compañeros de Leandro afirmaron en declaraciones a distintos medios que esta muerte no puede quedar en la nada y señalaron que "siempre se habla de poner botones antipánicos y de otras medidas, pero nunca se hace nada".