Tráfico de drogas

Por el exceso de narcos, las comisarías de Misiones no tienen más lugar

En la provincia se incautó el 68,5% de toda la marihuana secuestrada en el país.
lunes, 11 de febrero de 2019 · 00:00

Durante el año pasado, encontraron más de 19 toneladas de droga en distintos operativos policiales, y más de 20 en 2017. Para 2019, las autoridades provinciales de Misiones esperan superar esos números. Por eso, una de las herramientas que implementará el Gobierno es ofrecer un incentivo a los efectivos de la Policía que participen en el desbaratamiento de organizaciones narco.

El objetivo principal de la medida es el de incentivar a los uniformados y así endurecer la lucha contra los narcotraficantes. Pero la cantidad de delincuencia relacionada al tráfico de drogas es tan grande, que las cárceles ya no dan abasto. La policía se involucró de tal forma en la lucha contra el narcotráfico, que se multiplicaron los decomisos de grandes cargas; y también el fin de kioscos dedicados a la comercialización de estupefacientes.

Según datos oficiales del Ministerio de Seguridad de la Nación, Misiones encabezó el año pasado el ránking de secuestros de marihuana: 126.581 kilos (68,5% del total). En todo el país hubo 87 arrestos por narcotráfico cada 24 horas, buena parte de los cuales fueron en esta zona.

Estas cifras tuvieron fuerte impacto en la provincia, donde las fuerzas federales y la Policía de Misiones tuvieron que destinar lugares y personal para custodiar a los presos que ya no caben en la vieja Unidad Penal Federal 17, que está a 30 kilómetros de Posadas.

En distintas dependencias de la Policía provincial hay poco más de un centenar de personas alojadas a disposición de los jueces federales, de las cuales un tercio son mujeres.

Un convenio firmado entre la provincia y la Nación permite alojar a los reos federales en las cárceles que dependen del Servicio Penitenciario local. Fue una solución que duró apenas cuatro meses, aseguran desde la Procuración Penitenciaria de la Nación. En la cárcel de Loreto hay 29, de los cuales 18 son condenados. En El Dorado los internos son siete y en la Unidad Penal de Menores hay otros 18. Por su parte, en la Unidad de Encausados de la Provincia suman 23 los detenidos federales y ya no queda más espacio.

En ese sentido, funcionarios de la Procuración admitieron que la situación es muy grave y los obliga a realizar constantes presentaciones para que los jueces federales busquen mejorar las condiciones de detención.

“Un preso que está en una comisaría o un escuadrón de Gendarmería no puede acceder a los beneficios que prevé la Ley 24.660. No puede trabajar ni estudiar, no tienen lugares de recreación y casi siempre están hacinados”, sostienen los funcionarios con preocupación, y agregan: ''en la Prefectura de Corpus hallaron diez presos en un pequeño calabozo lleno de humedad y con capacidad para dos.

Sólo el Juzgado Federal de El dorado, en la zona norte de la provincia, tiene 251 detenidos por tráfico de drogas, cifra que supera holgadamente la capacidad de alojamiento de la cárcel federal, la única instalada en Misiones, que puede albergar a 207 internos.

Para el juez, en Misiones debería haber un nuevo complejo penitenciario con lugares para prevenidos, condenados, mujeres y hasta las minorías sexuales. “Ahora tenemos alojados en un sector aislado a tres personas transgénero y estamos esperando que se produzcan vacantes en Ezeiza para trasladarlas”, contó Guerrero.

La Ley 24.660 deja en claro que los procesados y condenados deben estar bajo vigilancia del Servicio Penitenciario Federal, pero la realidad hace que estén “en lugares inadecuados ediliciamente y con gente que los custodia que no esta preparada para cumplir esa función”, admite el magistrado.

Cargando más noticias
Cargar mas noticias