femicidio

Se confirmó que la odontóloga fue envenenada con un insecticida

Así lo reflejaron los resultados complementarios de la autopsia.
lunes, 11 de febrero de 2019 · 12:26

Según los resultados complementarios de la autopsia, la odontóloga Gissella Solís murió envenenada con un insecticida, tal y como lo suponía una de las hipótesis sobre la que trabajaban los investigadores.

En el cuerpo de la víctima se encontró uno de los componentes de la sustancia tóxica que su pareja Abel Casimiro tenía en su poder cuando se suicidó. Solís estuvo desaparecida durante 14 días y su cuerpo fue hallado a un costado de un camino, entre Punta Lara y La Plata.

"Se encontraron partículas de 'metomilo' en el organismo de Gissella. Mi hermana ni se enteró: creo que se lo han suministrado estando dormida", dijo su hermana Mariela Solís.

Si bien la autopsia se realizó a fines del mes pasado, en ese momento los forenses no pudieron definir la causa de la muerte. De hecho el estado del cuerpo complicó el esclarecimiento del femicidio. Los forenses no detectaron "signos de defensa ni de estrangulamiento" y tampoco de asfixia, y recién con la realización de los análisis toxicológicos e histopatológicos se pudo determinar que murió envenenada.

No se tenían noticias de Gissella desde la noche del martes 15 de enero, cuando tuvo una fuerte discusión con su novio. En principio la pelea podría haber sido por la "doble vida" que llevaba Campos, quien además del noviazgo con la odontóloga, tenía familia en la localidad de Lobería.

El cuerpo de la víctima fue encontrado este martes en un rastrillaje realizado en la bajada de la autopista en Villa Elisa. El lugar se determinó en base a datos recogidos de una cámara de seguridad en la que veía a la camioneta de Campos ingresar en la zona en la mañana del miércoles 16 de enero.