crimen

Gendarmería allanó una finca en Cañuelas en busca del cuerpo de Stella Maris Sequeira

Tras una llamada anónima, se procedió a la búsqueda de la mujer desaparecida en 2016.
jueves, 28 de febrero de 2019 · 19:41

Efectivos de Gendarmería Nacional allanaron esta mañana una finca, en el partido de Cañuelas, en busca del cadáver de Stella Maris Sequeira, la esposa del abogado penalista Rubén Carrazzone, desaparecida desde el 29 de diciembre de 2016.

Se trata de la esposa del abogado Rúben Carrazzone, que desapareció hace tres años. El hombre fue detenido en 2018 acusado de asesinar a su nueva pareja y simular un secuestro extorsivo.

El 30 de enero un llamado anónimo al Programa Nacional de Coordinación para la Búsqueda de Personas del Ministerio de Justicia alertó sobre el posible ocultamiento del cadáver debajo de un piso de cemento en una vivienda frente a las vías ferroviarias y en cercanías del Club de Campo La Martona.

Tras una serie de tareas de inteligencia, el Juzgado Federal 1 de Lomas de Zamora ordenó el procedimiento, que se inició este jueves a las 8 de la mañana con varios móviles y una unidad de Criminalística.

La abogada de Sequeira, Raquel Hermida Leyenda, informó que el procedimiento se realizó este jueves en una casa quinta ubicada en el cruce de las calles Estanislao del Campo y Mariano Acosta, en la localidad de Alejandro Petión, en el partido de Cañuelas.

Dentro del terreno, los agentes encontraron una casa habitada por una mujer llamada Estela, de unos 50 años. Pegado a la vivienda se encuentra un terreno baldío.

El procedimiento finalizó a las 16, con resultado negativo.

De acuerdo a la abogada, la estancia pertenecía a su defendida y a Carrazone, pero hace unos años la cambiaron por autos. "El dueño de la supuesta finca es un hombre con problemas legales, que era conocido de Carrazone", indicó.

La mujer desaparecida está incluida en el listado de personas buscadas por el Ministerio de Justicia, con una recompensa de 250 mil pesos.

Stella Maris desapareció el 29 de diciembre de 2016 y desde entonces su paradero es un misterio. En un primer momento, Carrazzone intentó simular un secuestro extorsivo, pero luego la investigación determinó que se trató de un femicidio. Por este motivo, el acusado fue detenido en 2018.

Para la letrada, el crimen se produjo ese mismo día en la habitación de la mujer después de las 18, pese a que la fiscalía sostiene que fue posterior a las 20. Consultada sobre si existió una discusión previa a la muerte, la abogada sostuvo que su clienta "lo amenazó" con revelar información oculta de su trabajo.