VIOLENCIA DE GÉNERO

Crimen de las 185 puñaladas: ordenan la excarcelación de madre e hija

Así lo ordeno el juez, pero seguirán detenidas hasta que la fiscal sea notificada.
viernes, 15 de marzo de 2019 · 22:40

El juez de Garantías 4 de San Martín, Alberto Brizuela, ordenó esta tarde la excarcelación extraordinaria de la madre e hija que mataron de 185 puñaladas a su esposo y padre, en la localidad bonaerense José C. Paz, aunque deberán seguir detenidas en la alcaldía departamental de La Plata, hasta que la medida quede firme. 

Esta orden benefició a Paola Elvira Córdoba y su hija, Paula Milagros Naiaretti, quienes se encontraban detenidas desde el sábado, cuando se produjo el homicidio de Alberto Elvio Naiaretti, desencadenado por la violencia familiar y de género que éste último ejercía sobre su esposa e hijos.

En la resolución, el juez Brizuela dispuso que ambas mujeres sean excarceladas, pero previamente debe notificarse a la fiscal de Malvinas Argentinas, Silvia González Bazzani, lo cual se concretará el lunes porque esta tarde no estaba presente en la audiencia. 

Javier Chirinos, defensor oficial de la madre e hija, explicó a los medios que si la fiscal está de acuerdo con la medida, recuperarán la libertad de inmediato, pero si González Bazzani apela a la Cámara, sus asistidas deberán esperar esa resolución. 

"El juez hizo lo que tenía que hacer. Fue un paso muy importante", sostuvo el abogado público, quien detalló que Brizuela impuso como condiciones que Córdoba y su hija permanezcan los primeros 30 días de libertad en la casa de una hermana de la primera y que no se alejen a más de 100 kilómetros mientras sigue la investigación. 

Chirinos también remarcó que no hay riesgo de fuga ni de entorpecimiento de la investigación, porque tras el hecho Córdoba dio aviso de lo ocurrido al 911. Naiaretti fue hallado asesinado el sábado pasado en su casa de la calle 18 de Octubre 889 de José C. Paz.  Fue su esposa la que llamó para avisar que lo había asesinado a puñaladas y, como en la pelea también intervino la hija mayor del matrimonio, Milagros, de 18 años, ambas mujeres terminaron detenidas. 

Ambas confesaron el crimen ante la fiscal, pero explicaron que hace años eran víctimas de violencia intrafamiliar. "Yo maté a mi marido porque sabía que él me iba a matar", declaró la esposa, quien explicó que aquella noche la discusión comenzó porque el hombre la llevaba a prostituirse a la ruta 8 y ella le dijo que no quería hacerlo más.