CASO AEROLíNEAS argentinas

Abbona al borde del segundo juicio oral en su contra

La ex procuradora durante el kirchnerismo está acusada por 'incumplimiento de los deberes de funcionario y encubrimiento'
viernes, 06 de octubre de 2017 · 18:45

BUENOS AIRES (DyN) - La ex procuradora del Tesoro de la Nación kirchnerista Angelina Abbona quedó hoy al borde del juicio oral por "incumplimiento de los deberes de funcionario y encubrimiento", en una causa en la que se investigan presuntas irregularidades en la administración de Aerolíneas Argentinas cuando estaba en manos del grupo español Marsans.

La Cámara Federal porteña confirmó su procesamiento en este expediente, donde uno de los jueces, Martín Irurzun, instó al juez Luis Rodríguez a "ahondar" en la investigación porque "por el tenor y las implicancias" del hecho "es del más elemental sentido común preguntarse cuál fue el móvil de Abbona a conducirse del modo en cuestión".

Abbona ya fue enviada a juicio oral en otra causa: la que la acusa por "peculado de servicios", al haber usado tiempo de sus empleados y los recursos de la Procuración para cuestionar la denuncia que hizo el fiscal Alberto Nisman contra la ex presidenta Cristina Fernández por el encubrimiento a Irán en el caso del ataque a la AMIA. 

Mientras aguarda el Tribunal Oral Federal 3 por esa investigación, la Sala I de la Cámara Federal resolvió hoy -en un fallo dividido- confirmar el procesamiento de Angelina María Esther Abbona en orden a los delitos de "incumplimiento de los deberes de funcionaria pública en concurso ideal con encubrimiento agravado por su calidad de funcionaria pública" y aplicarle un embargo por un millón de pesos. Se trata de una causa que se inició en 2013 por una denuncia del entonces senador y actual gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, quien la acusó de los delitos de "abuso de autoridad", "violación de los deberes de funcionario público", "malversación de caudales" y "encubrimiento".

La denuncia apuntaba además al ex titular de Aerolíneas Mariano Recalde y el ex ministro de Planificación Julio De Vido por no haber iniciado acciones contra Marsans, empresa española que detentó el manejo de Aerolíneas Argentinas desde octubre de 2001 hasta julio de 2008, y tenía el control de la compañía aérea argentina en un 92,1 por ciento, y el presunto encubrimiento de irregularidades ocurridas y advertidas, según consta en la causa.

Abbona quedó procesada en primera instancia por "no denunciar la perpetración de un delito presuntamente cometido por Marsans en la administración de la aerolínea, a la que llevó al borde de la quiebra". Pero a raíz de la apelación, el camarista Jorge Ballestero entendió que "el cúmulo de prueba reunido no permite aún reconstruir de manera sólida el acontecimiento que conforma la plataforma fáctica del legajo, y ello se traduce en un obstáculo para lograr, en este momento de la instrucción, un análisis jurídico preciso de los supuestos comportamientos asumidos por la imputada en el marco de este proceso".

Sin embargo, Bruglia opinó que "la imputada Abbona evidenció un comportamiento que corrobora la omisión de su parte de hacer lo que la normativa le exigía en razón de su cargo". Y señaló que los documentos que llegaron a la Procuración sobre el eventual vaciamiento de Aerolíneas Argentinas "no solo podrían haber resultado de gran utilidad a la investigación penal que se estaba desarrollando, sino que además hubiera permitido activar los tiempos procesales para que el magistrado interviniente definiera las posibles responsabilidades criminales y convocar a quien corresponda, en un lapso mucho menor al que insumió".

"No puedo dejar de advertir que también podría haber constituido un acto deliberadamente perjudicial para los intereses del Estado Nacional que la imputada tenía el deber legal de resguardar a través de su debida actuación profesional, ya que la omisión de presentar en término el recurso pudo haber provocado la impunidad de los posibles responsables de los ilícitos reprochados en estas actuaciones, que posiblemente habrían tenido una incidencia en la afectación al erario público", sostuvo Bruglia.

Ante la disidencia, fue convocado a desempatar el juez Irurzun, de la Sala II, quien se inclinó por el procesamiento pero además destacó "el avance parcial que tuvo la investigación que condujo a colectar indicios variados y unívocos que corroboran suficientemente los cargos provisoriamente formulado a la imputada, desvirtuando la versión que la defensa brindó". "Debo insistir sobre algo que ya adelanté: lo anterior no exime al encargado de la pesquisa de ahondar sobre las diferentes facetas de las hipótesis que se formularon en el caso -dijo-. Por el tenor y las implicancias de lo desarrollado en la presente, es del más elemental sentido común preguntarse cuál fue el móvil que motivó a Abbona a conducirse del modo cuestionado". "Fácil es ver, también, que de ahí surge la necesidad de profundizar adecuadamente los aspectos dejados de lado, pese a que, desde un principio, fueron puestos de manifiesto. Claro que ello no deberá afectar ni retardar el avance de la situación procesal de la imputada hacia la fase" de juicio oral, añadió.

Cargando más noticias
Cargar mas noticias