Incertidumbre

Submarino ARA San Juan: ¿Hacía ejercicios militares con otros países sin autorización del Congreso?

Todavía son horas de angustia y espera. Los comunicados de la Armada son laxos, indefinidos, donde todo puede ser aún posible
jueves, 23 de noviembre de 2017 · 21:18

BUENOS AIRES (Matilde Serra) - Ante la incertidumbre todas las hipótesis adquieren un viso de realidad, y el arco de posibilidades es tan variado que puede contener desde la obsolescencia del material flotante de la Armada Argentina pasando por una negligencia de comando, hasta el hecho de que el submarino argentino haya sido torpedeado por algún navío de guerra extranjero.

La primera hipótesis es, tal vez, la más rentable para entretener al gran público porque adquiere inmediatamente un matiz político y hasta se le puede poner nombres y apellidos. La segunda, se emparenta con el error humano… pero la tercera promueve inmediatamente la pregunta: ¿Qué hacían navíos extranjeros operando en aguas argentinas?

Descartada la primera hipótesis –incluso por real-; la segunda también genera la duda desde que dicen los expertos, según informaron fuentes de las Fuerzas Armadas a El Intransigente, que una explosión, o una implosión, no tendría la capacidad como para destruir el casco generando una situación tal que impida accionar cualquiera de las opciones con que cuentan estos submarinos que a pesar de sus años, son de última generación.

Luego, la explosión detectada por la Organización de Control de Pruebas Nucleares, propone la posibilidad de que el ARA San Juan pudiera haber sido víctima de un error durante el desarrollo de un ejercicio militar.

Es la casualidad que invita a unir cabos, cuando se recuerda que en el mes de septiembre próximo pasado, el Presidente Mauricio Macri envió al Congreso un proyecto de ley proponiendo un conjunto de veintitrés ejercicios militares que violarían la Ley de Defensa Nacional y de Seguridad interior.

Este proyecto aprobado por el Senado de la Nación (el 07/09 y con disidencias) permitiría el ingreso de tropas norteamericanas al territorio nacional para llevar adelante un ejercicio combinado denominado “Cormorán”, fue sin embargo, rechazado en la Cámara de Diputados por la mayoría.

Una curiosidad más viene a abonar esta teoría, y es que algunos medios internacionales ya en el mes de octubre pasado dieron cuenta de una posible intervención militar anglo-norteamericana en la región sur de la Argentina, un territorio que ya sostiene una polémica por los grandes latifundios adquiridos por extranjeros, en particular  el inglés Joe Lewis, llamado “el verdadero patrón de la Patagonia”.

Esta “teoría de la conspiración” se atrevía a señalar que se existiría la posibilidad de que ocurrieran lo que se llama “atentados de falsa bandera”, un montaje que justificaría que los mismos ciudadanos argentinos terminen pidiendo a gritos que intervengan fuerzas extranjeras, como finalmente ocurrió.

Por fin, no deja de resultar por lo menos sintomático que los Estados Unidos desplieguen en cuestión horas y a un costo millonario en dólares naves y pertrechos que utilizaron sólo en contados casos de emergencias internacionales. Además, en su momento el Pentágono ya había informado al Ministerio de Defensa argentino que en el Ejercicio Cormorán participarían naves del tipo P-3B Orion, material naútico y aviones Galaxy, como los que curiosamente están operando en este momento en la zona de búsqueda.

Todavía son horas de angustia y espera. Los comunicados de la Armada son laxos, indefinidos, donde todo puede ser aún posible: la aparición con vida de los tripulantes del ARA San Juan, y por qué no, el propio Ejercicio Cormorán.-