DERECHOS HUMANOS

Tras fallo de la Corte, dos represores y apropiadores pidieron el beneficio del "2x1"

¿Cuántos más lo solicitarán?
jueves, 04 de mayo de 2017 · 23:11

BUENOS AIRES (Redacción) - Luego del polémico fallo de la Corte Suprema de Justicia que avala el cómputo del 2×1 en un caso de delitos de lesa humanidad, dos represores condenados por la apropiación de bebes durante la última dictadura militar pidieron gozar del mismo beneficio. Héctor Girbone y Víctor Gallo, les solicitaron a los Tribunales Orales Federales Nº 5 y 6, respectivamente, que revean sus casos y conseguir, así, la excarcelación.

Gallo fue condenado por apropiación ilegal en el juicio realizado por el plan sistemático de robo de bebes durante la última dictadura. Ahora, tras 25 años en la cárcel, solicitó que se le aplique la Ley 24.390, más conocida como "2x1", para gozar del mismo beneficio que Luis Muiña, quien en 2013 fue condenado a 13 años de prisión por ser "coautor del delito de privación ilegal de la libertad" e "imposición de tormentos" en cinco casos. Ahora, será el turno del Tribunal resolver, en las próximas 24 horas, la situación del condenado.

Detenido desde el 19 de febrero de 2010, el ex-militar fue el apropiador de Francisco Madariaga es hijo de Silvia Mónica Quintela y Abel Pedro Madariaga, ambos militantes de la organización Montoneros y el segundo, además y con posterioridad, secretario de Abuelas de Plaza de Mayo. Quintela fue secuestrada el 17 de enero de 1977 en Florida, provincia de Buenos Aires, embarazada de cuatro meses, mientras que Madariaga sobrevivió y partió al exilio, de donde regresó en 1983 para emprender la búsqueda de su hijo.

Tras el restablecimiento de la democracia, el represor participó en el robo de una empresa financiera en la década de 1980 y de un hecho criminal en el que se asesinó a una familia, conocido como la "Masacre de Benavidez", por los cuales estuvo detenido. Incluso, participó en los "levantamientos carapintadas" y hasta el momento de su detención se desempeñó como empresario de seguridad privada, declarando ser dueño de la empresa Lince Seguridad.

En 2012, Gallo fue condenado junto a su ex-esposa y los represores Jorge Videla, Antonio Vañek, Jorge "Tigre" Acosta, Santiago Riveros, Reynaldo Bignone, Juan Azic y Jorge Luis Magnacco, en el juzgamiento por los secuestros de los niños apropiados. Dicha sentencia dio por probada la existencia de una "práctica sistemática y generalizada de sustracción, retención y ocultamiento de menores de edad" en "el marco de un plan general de aniquilación que desplegó sobre parte de la población civil, con el argumento de combatir la subversión implementando métodos del terrorismo de Estado durante los años 1976 a 1983 de la última dictadura militar".

En tanto, Girbone, también condenado por la apropiación de un menor, pidió ser beneficiado con el 2×1 y serán los jueces Adriana Palliotti, Oscar Hergott y Gabriel Nardiello quienes deberán determinar su futuro judicial.