Por presunto lavado de dinero

Denuncia contra Hugo y Pablo Moyano: la investigación arrancaría en febrero

El expediente ya está en el juzgado federal de Quilmes, donde su titular Luis Armella se reintegrará tras la feria. Se anexó un proceso de 2012 que suma sospechas a los vínculos de los Moyano con el club Independiente.
Denuncia contra Hugo y Pablo Moyano: la investigación arrancaría en febrero
Hugo y Pablo Moyano
viernes, 12 de enero de 2018 · 11:56

Los sindicalistas Hugo y Pablo Moyano quedaron en la mira de la justicia federal esta semana luego de las declaraciones de dos barras bravas de Independiente ante la Justicia ordinaria, que tras escucharlos extrajo testimonios y los envío para que sean investigados por presunto lavado de dinero.

Consultada por El Intransigente, una fuente con acceso al expediente sintetizó: “Los dichos son muy graves, si llegan a ser cierto son muy pesados, pero por ahora todo lo que hay son esas declaraciones”.

La denuncia estaría en un impasse hasta la vuelta del juez Federal de Quilmes Luis Armella, quien se reincorporará tras sus vacaciones a comienzos del mes próximo. Las declaraciones que se investigan son las de Pablo “Bebote” Álvarez y su mano derecha, Damián Langaronne, en el marco de una causa por asociación ilícita en la que fueron detenidos.

Según detalló hoy el portal Infobae, antes de despredendese de los testimonios y enviarlos al fuero federal, el juez de Garantías de Lomas de Zamora Gabriel Vita le anexó un proceso abierto en noviembre de 2012 en la fiscalía 2 de Avellaneda, donde Florencia Arietto, ex jefa de seguridad del club, acusaba a dos personas de ser el nexo de Camioneros con la barra y pedía investigar si a través de las empresas de esas personas se canalizaba el dinero que el gremio aportaría a los barras.

Vitale remitió el último martes los testimonios de los barras, a quienes les dictó la prisión preventiva, y la denuncia ya está en el juzgado de Quilmes. En ausencia del magistrado quien subroga la jurisdicción es Alberto Recondo de La Plata, pero todo hace suponer que se esperará la vuelta del magistrado para tomar alguna decisión sobre el caso.

En principio al “no haber medidas urgentes, ni prueba que preservar, y como la denuncia ya tomó estado público”, sería directamente Armella quien avance sobre el tema. Fuentes del caso detallaron que por el momento todo lo que hay son los dichos, “que son muy serios” y que la presunción de varios funcionarios judiciales que los escucharon es que podrían ser ciertos.

Si bien tanto Álvarez como Langaronne los dieron en declaraciones indagatorias, donde no estaban obligados a decir la verdad, “la realidad es que son muy pesados como suponer que son mentira, ignorando las consecuencias que eso puede traerles”, completaron.

Tras la feria, Armella tiene dos caminos: desestimar la denuncia o comenzar a investigarla. En principio todo indica que avanzaría la segunda.

En su indagatoria, Álvarez aseguró que el dinero que ingresaba por venta de jugadores iba a parar al paraíso fiscal de Luxemburgo, en el que Independiente tiene una cuenta desde la gestión de Javier Cantero, y luego detalló que el dinero volvía a una mesa integrada por Pablo Moyano y un ex vicepresidente del club.

Álvarez detalló que ese dinero era puesto a trabajar en el circuito financiero (tanto legal como ilegal), lo que generaba ganancias que no eran declaradas en los balances del club, en los que sólo quedaba registrado el monto original de la venta de los futbolistas.

Desde el moyanismo atribuyeron la denuncia a una operación de prensa impulsada desde el gobierno por lo cual desde el Sindicato de Camioneros no se haría una declaración pública.

Álvarez también afirmó que la construcción del estadio Libertadores de América fue pagada a una constructora vinculada a la familia Moyano y que se pagaron sobreprecios para blanquear plata negra. Álvarez también habría hecho referencia a operaciones de blanqueo asociadas a la compra de jugadores con problemas físicos.

Vitale envió la causa a Armella después de dictar las preventivas de Álvarez, Langaronne, Ariel Romero, Adrián Bartone, Adrián García y César Godoy, otros integrantes de la primera línea de la barra del club de Avellaneda, al exvicepresidente de la institución, Noray Nakis, y a Roberto Polaco Petrov, ex custodio de Hugo Moyano.

Cargando más noticias
Cargar mas noticias