A días de ser padre

Liberaron a Amado Boudou

Lo definió la Sala de feria de la Cámara Federal de Apelaciones. Ahora, tras abandonar la sede de la Superintendencia de la Policía Federal, el ex vicepresidente se irá hacia su nuevo departamento en el barrio de Barracas
viernes, 12 de enero de 2018 · 21:13

BUENOS AIRES (Redacción) - Tras pasar más de dos meses en prisión, la Sala de feria de la Cámara Federal de Apelaciones definió la salida de Amado Boudou de cárcel de Ezeiza. Esta decisión se había tomado en el día de ayer, sin embargo como aún pesaba en su contra la prisión preventiva en una causa por los viáticos apócrifos de un viaje a París, cuando era ministro de Economía, no pudo recuperar la libertad hasta hace escasos minutos.

Es que los jueces habían decidido por dos votos contra uno la liberación del ex vicepresidente Boudou y también apuntaron varias críticas al juez Ariel Lijo. Asimismo, los jueces Eduardo Farah, Leopoldo Bruglia y Rodolfo Pociello Argerich, que intervinieron en la excarcelación del ex funcionario, pidieron mayor celeridad al magistrado que dispuso la detención de Boudou el 3 de noviembre y todavía no definió su situación procesal.

Ahora, tras abandonar la sede de la Superintendencia de la Policía Federal, ubicada en el cruce de Madariaga y General Paz, Boudou se irá hacia su nuevo departamento, en el barrio de Barracas, donde aguardará el nacimiento de sus mellizos, que se concretaría el próximo martes, junto a su mujer, la ex diputada mexicana Mónica García de la Fuente.

En tanto, El abogado defensor del ex vicepresidente, Eduardo Durañona, aseveró en horas de la tarde que "no había razones para detenerlo de la noche a la mañana después de cinco años de investigación y tampoco ningún elemento que demuestre que mi cliente entorpecía la investigación".

Vale destacar que el ex funcionario fue excarcelado bajo caución juratoria, por lo que deberá asistir cada vez que sea convocado por el juez de la causa. En ese sentido, Farah detalló que las "pretendidas 'relaciones residuales' o 'influencias' fundadas en los cargos públicos" de Boudou resultaban "arbitrarias como fundamento de un hipotético riesgo de entorpecimiento" de la investigación.