El eje “anti Macri”

Rearmado opositor: ahora La Cámpora quiere acercarse a Moyano

“Se están dejando de lado las contradicciones secundarias para poder mirar las cosas que le importan a la gente”, aclaró Andrés 'Cuervo' Larroque. Los actores del eventual acuerdo
sábado, 13 de enero de 2018 · 09:54

“Una gran etapa de nuestro gobierno la transitamos en común. Después hubo diferencias, pero ahora se están dejando de lado las contradicciones secundarias para poder mirar las cosas que le importan a la gente”. Con estas palabras, el referente de La Cámpora Andrés “Cuervo” Larroque se refirió a un posible acercamiento del kirchnerismo a Hugo Moyano, después del avance de las denuncias judiciales contra el dirigente camionero por presunto “lavado de dinero”.

Larroque, integrante del “núcleo duro” kirchnerista, apostó por conformar un armado junto a Moyano y “todos los dirigentes que se están ando cuenta que la Argentina de (Mauricio) Macri no tiene destino con este plan económico”.

“Es todo una estafa. Esta nueva elección, que el Gobierno entendió que le daba cierto aire, los ha puesto a avanzar con una batería de leyes y el mega decreto, y pareciera que ha entendido que tiene un cheque en blanco y hace lo contrario a lo que planteó en la campaña”, cuestionó.

Avanza, así, la conformación de un polo “anti Macri” integrado por el kirchnerismo y Moyano, lo que no equivale a decir que la CGT integre, orgánicamente, esa expresión.

El primer paso lo había dado el propio Pablo Moyano, secretario adjunto de Camioneros, al marchar en noviembre del año pasado junto a la Corriente Federal de los Trabajadores (CFT) -un espacio K dentro de la CGT conducido por el bancario Sergio Palazzo- contra la reforma laboral.

En declaraciones a radio FM La Patriada, Larroque señaló que “el ataque de este Gobierno a las organizaciones sindicales tiene la base en la raíz de la concepción política que tiene Cambiemos: un modelo de concentración económica y ajuste que retrae la economía y busca garantizar las ganancias a través de la baja de los costos laborales y no de consolidar un mercado interno fuerte”. 

“Necesitan debilitar y apretar a la organización sindical para poder ir por esa baja de lo que llaman el ‘costo salarial’”, dijo y añadió: “Más allá de los nombres, se ve una campaña de denostación de toda la dirigencia sindical, a los efectos de debilitar la capacidad de los trabajadores de defender sus derechos”.

Por otro lado, consideró que “las expresiones que tuvo” el jefe del Frente Renovador, Sergio Massa, respecto a que “un océano lo separa” de Cristina Kirchner “no suman, y a uno siempre le queda la duda de si ese océano no se denomina (Héctor) Magnetto”, señaló en referencia al CEO del Grupo Clarín.

Por eso, destacó que “todos los acercamientos y reuniones que se puedan dar en función de frenar estas políticas sumamente agresivas del Gobierno contra nuestro pueblo son bienvenidas”.

“El peronismo debe expresar una oposición firme: ya se acabaron los discursos de tener cierta paciencia al gobierno de Macri. No queda ningún tipo de duda del tipo se modelo que expresa este Gobierno. La tarea durante estos dos años es frenar el avance del gobierno sus políticas neoliberales y generar un programa que le dé esperanzas al pueblo, y desde ya que hay que hablar con todos los dirigentes", concluyó.

Cargando más noticias
Cargar mas noticias