Pidió disculpas

Carrió reculó y pospuso el pedido de juicio político contra Garavano

La diputada oficialista aclaró que la advertencia realizada a Macri 'fue una broma' y aseguró: 'No condiciono ni disputo autoridad'.
jueves, 11 de octubre de 2018 · 18:29

En el marco de su persistente enfrentamiento con el ministro de Justicia, Elisa Carrió se alistaba para presentar mañana en la Cámara baja el pedido de juicio político contra Germán Garavano. Sin embargo, hace instantes y vía redes sociales, la legisladora oficialista dio marcha atrás y anunció que va "a posponer por unos días la presentación" en cuestión.

Lilita no dudó y esta mañana le lanzó un ultimátum a Mauricio Macri durante el acto “Argentina Exporta” que se desarrolló en el Centro Cultural Kirchner (CCK). "Voy a amigarme con el Presidente cuando lo saque a Garavano", disparó para luego sumar: "Ahora, cuando me lo saque a Garavano, me voy a dedicar a luchar contra la cartelización y contra los monopolios".

En medio de la polémica que generaron sus declaraciones, la jefa de la Coalición Cívica escribió en su agitada cuenta de Twitter: "Yo no le pedí ni le voy a pedir la renuncia del ministro Garavano al Presidente. Lo que dije esta mañana fue una broma, no condiciono ni disputo autoridad. Pido disculpas por la forma, pero ratifico lo dicho porque es verdad"

En una cadena de mensajes, la jefa de la CC enfatizó: "Ejerzo mi facultad de diputada de pedir juicio político a los funcionarios establecidos por la Constitución Nacional". Acto seguido, ratificó: "En aras de distender esta situación voy a posponer por unos días la presentación del juicio político que ya hemos elaborado".

Cabe señalar que el frenado escrito confeccionado por su bloque afirma que Germán Garavano ha actuado "en contra de los principios rectores" de la coalición oficialista Cambiemos. Y suma: "El ministro dejó de lado su rol político y su responsabilidad como funcionario representante del Poder Ejecutivo en materia de Justicia para realizar manifestaciones absolutamente inoportunas e impropias de su función". 

El enfrentamiento entre Carrió y Garavano nació luego de que el ministro se pronunciara en contra de que un ex mandatario nacional sea apresado. Lo dijo en alusión a la situación judicial que afronta la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner. "No sólo implicó una grave intromisión en las competencias de la Justicia y del Congreso Nacional, sino que nos ha generado un razonable temor respecto a posibles intervenciones por su parte", agrega el documento en cuestión. 

Mientras Lilita reculaba, el analista político Rosendo Fraga opinaba justamente sobre la disputa que mantiene con el titular de la cartera de Justicia. Y, pese a la nueva postura conciliadora de la diputada, el especialista razonó que la posición adoptada por Carrió puede generar un impacto negativo dentro de la alianza gobernante.  

"Si tenés un aliado que sirva de voz crítica siempre es conveniente, pero cuando tenés un aliado que te empieza a dar ultimátum, las cosas se empiezan a complicar", enfatizó este jueves Fraga en el aire de Radio 10 al tiempo que consideró que la pelea entre la legisladora y el Ministro de Justicia confirma que el Gobierno enfrenta "un escenario de ruptura". "Si esa voz (crítica) se pone en contra, puede causar daño", subrayó a modo de conclusión.