tras la ola de despidos

Escraches y violencia por el conflicto en Río Turbio

Un grupo de manifestantes atacaron los domicilios y vehículos particulares de allegados a funcionarios de la intervención de la firma YCRT, exigiendo las reincorporaciones
Escraches y violencia por el conflicto en Río Turbio
viernes, 16 de febrero de 2018 · 13:37

El conflicto por los despidos en la empresa estatal Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT) escaló fuerte en las últimas horas cuando manifestantes atacaron los domicilios y vehículos particulares de allegados a funcionarios de la intervención de la firma.
   
Según fue denunciado por los funcionarios ante la Policía de la provincia de Santa Cruz, los manifestantes que protagonizaron los incidentes son trabajadores despedidos y vecinos de la Cuenca Carbonífera que se sumaron a la protesta y piden las reincorporaciones. Los manifestantes quemaron cubiertas y pintaron graffitis en vehículos, domicilios particulares y domicilios comerciales de personas allegadas a la intervención de la compañía YCRT, se informó.
   
Hubo manifestaciones en el domicilio particular de Raúl Guimard (ex subgerente de Recursos Humanos), en el negocio de venta de autos de Mirey Zeidán (hermano del Interventor del yacimiento) y en el domicilio particular del concejal de Cambiemos Samir Zeidán. Dicho lugares fueron foco de la manifestación realizada entre la tarde y la noche del jueves luego de una concentración que se desarrolló en la Usina Termoeléctrica, reportó este viernes Radio 3 Cadena Patagónica.
   
La manifestación fue en repudio a los casi 500 telegramas de despido enviados por el interventor designado por el Gobierno nacional, el dirigente local de Cambiemos Omar Faruk Zeidán, entre mediados de enero y la última semana.
   
Zeidán lleva adelante la intervención desde que el Gobierno nacional lo nombró el 26 de enero de 2016 a través del Decreto 257 del Ministerio de Energía y Minería, que conduce Juan José Aranguren. El interventor de YCRT contrató a Sara Gross Gluckman, una consultora uruguaya en Recursos Humanos, para que se haga cargo de la reducción del personal, plan que es resistido por los trabajadores en un conflicto que se sigue profundizando.