21F

Las claves de la marcha de Hugo Moyano

Las organizaciones cercanas al líder sindical, dentro y fuera de la CGT, se movilizan contra la política económica del Gobierno. Las claves de la marcha.
domingo, 18 de febrero de 2018 · 10:41

El miércoles próximo, diversas organizaciones que se referencian con el dirigente sindical Hugo Moyano se movilizan contra la política económica del Gobierno, “en defensa de las fuentes de trabajo y los convenios colectivos”. Hugo Moyano dijo anoche, en un programa, que la movilización no es para "contrarrestar a la Justicia". Y dijo: "La gente está inquieta. ¿Cómo se expresa cuando tiene necesidades, cuando pierde poder adquisitivo, cuando sucede lo que sucedió con los jubilados, cuando no se cumple todo lo que dice el Gobierno? ¿Cómo se hace para protestar?".

Desde el Gobierno, acusaron a Moyano de marchar para defenderse en las calles de los procesos que se tramitan en la Justicia. Hace unos días, Mario Negri, jefe de la bancada radical en Diputados, dijo que Moyano se movilice “hacia Tribunales, en vez de a la Casa de Gobierno”, en referencia a las causas judiciales donde se le acusa. Días después, el mismo Gobierno llamó a bajar la intensidad de los cuestionamientos y Fernando de Andreis, secretario general de la Presidencia, aseveró que desde el oficialismo son “respetuosos” de la movilización y de quienes la convocan, pero pidió que la movilización se desarrolle "sin extorsión y violencia".

A favor y en contra

La movilización convocada por Moyano divide aguas. Por un lado, en el marco de la crisis de representación que vive la Confederación General del Trabajo, algunos de los principales referentes sindicales se negaron a participar de la movilización y se pronunciaron a favor del “diálogo” con el Gobierno.

Es el caso de, José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), Luis Barrionuevo (Gastronómicos), Héctor Daer (Sanidad). También rechazaron marchar Sergio Sasia (Unión Ferroviaria), Rodolfo Daer (Alimentación), Armando Cavalieri (Comercio), Gerardo Martínez (Construcción) y Andrés Rodríguez (Estatales), entre otros. La UTA y La Fraternidad anunciaron que no participarán. Por supuesto, tampoco apoyan la movilización de Moyano los funcionarios del Gobierno y sus allegados.

Pero Moyano recibió el apoyo de otros diversos espacios. Es el caso de la mayoría de los sectores sindicales alejados de la actual CGT-Azopardo. Irán a la movilización las dos Centrales de Trabajadores de Argentina. La de los Argentinos, de Hugo Yasky, y la Autónoma, de Pablo Micheli.

También se movilizarán Sergio Palazzo (Bancarios), Juan Carlos Schimd (Puertos), Julio Piumato (Judiciales), Roberto Baradel (Docentes) y Omar Plaini (Canillitas). Además sectores del Justicialismo, de La Cámpora (brindó el apoyo como organización), de Barrios de Pie, de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular y de otros espacios políticos, apoyaron la movilización, pese a que no todos concurrirán. Es el caso de Aníbal Fernández, Ricardo Alfonsín, Jorge Capitanich, Guillermo Moreno y Hebe de Bonafini, entre otros.

Las causas judiciales

En la actualidad, Hugo Moyano tiene varias causas judiciales abiertas en los tribunales federales. Los procesos involucran supuestos sobre la administración de dinero del gremio, la obra social y empresas en las que su familia provee servicios al Sindicato de Camioneros.

Esta semana desde el Gobierno se efectuó una denuncia contra Moyano por extorsionar a funcionarios públicos. Aún no se resuelve si el caso quedará a cargo del capitalino juez federal Sergio Torres o de un colega del conurbano.

Sigue abierta la causa Covelia. Desde Suiza se pidió en 2011 a la Justicia argentina datos sobre las causas contra Moyano y su familia, a partir de una investigación por un depósito de 1.870.000 dólares que hizo Ricardo Depresbiteris, dueño de Covelia (recolección de residuos). Se adujo, durante el momento más agresivo del proceso, que ese dinero podía estar destinado a un proceso de blanqueo pero desde el Gobierno consideraron que el reclamo suizo era endeble.

Luego Graciela Ocaña denunció al entonces canciller Héctor Timerman por obstrucción de la Justicia. La causa quedó a cargo de Daniel Rafecas. En paralelo, en los Tribunales locales y a partir de una denuncia del fiscal Carlos Stornelli, también se tramita una causa por el caso Covelia, a cargo de Rodolfo Canicoba Corral, y también por lavado de dinero.

Otra de las causas es por la adjudicación directa por diez años, sin licitación, de dos predios en el puerto de Buenos Aires para la movilidad de contenedores y la realización de tareas de fiscalización. También existe otra causa por la compra de medicamentos oncológicos realizada por la obra social del Sindicato de Camioneros, donde pudieron existir troqueles falsificados y el cobro de reintegros del Estado por unos 400.000 pesos.