Reestructuración de la asistencia

Dirigentes sociales se quejan por la caída de los planes y la falta de trabajo

Así lo sostuvo en diálogo con El Intransigente, Dina Sánchez del Frente Darío Santillán, luego de participar de la movilización de las organizaciones sociales
Dirigentes sociales se quejan por la caída de los planes y la falta de trabajo
martes, 13 de marzo de 2018 · 16:34

Dina Sánchez tiene 38 años, vive en la villa 21-24 de Barracas y terminó el secundario en el 2017, en un bachillerato que depende las organizaciones sociales del barrio. Es vocera en el Frente Popular Darío Santillán y hoy salió a marchar junto a otros movimientos para exigir que no den de baja los planes de empleos, y piden que no les cierren los institutos educativos.

“Macri anunció que quiere cerrar los programas de empleo de la Argentina Trabaja, y crear uno que se llama Hacemos Futuro, que es una beca para estudiar, pero nosotros estamos convencidos de que sin trabajo no hay futuro”, afirma Sánchez, en conversación El Intransigente, luego de participar de la movilización que realizaron hoy diversas organizaciones sociales en la ciudad.

El mes pasado, el presidente Mauricio Macri anunció que le quitará responsabilidades a las organizaciones sociales sobre los 260 mil beneficiarios de los planes Argentina Trabaja, Ellas hacen y Desde el barrio que otorgaba el Gobierno. El mandatario sostuvo que busca ampliar los centros de capacitación y formación.

Desde el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, comunicaron que unificaron los tres planes en lo que llamaron Hacemos futuro, por el cual el beneficiario deberá terminar el secundario y continuar capacitándose. 

Según cuenta Sánchez, a través de los planes que cobran, que no superan los 4.500 pesos, realizan tareas de asistencia a los barrios donde viven y a donde el Estado no llega. En su caso, en la villa de Barracas realizan tareas como la recolección de residuos, construcciones y limpieza, entre otros. 

Además, Dina cuenta que las organizaciones sociales manejan institutos educativos como el Bachillerato Popular Darío Santillán, donde ella pudo terminar el secundario a sus 37 años. Las organizaciones sociales denuncian que los quieren cerrar.

“Este Gobierno es contradictorio, dice que somos planeros que no queremos trabajar, y hoy nos quiere sacar el trabajo. Dice que quiere que estudiemos, pero nos quieren cerrar los bachilleratos que tenemos para terminar la secundaria”, afirma la militante, y recuerda que en la movilización pidieron también una reunión con la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley.

En ese sentido, Sánchez adelantó que nadie del Ministerio se comunicó con ellos aún, y quieren pedirle a la ministra que no den de baja los planes. “No busca beneficiar  sino destruir los proyectos cooperativos y sociocomunitarios que miles de trabajadoras estamos haciendo hoy”, concluyó Sánchez.

De la movilización que se realizó hoy por la mañana desde Corrientes y Callao hasta el Obelisco, participaron también Izquierda Latinoamericana Socialista, Corriente Surcos, y Corriente Popular Juana Azurduy.