Presunto lavado

¿Por qué quedaron más comprometidos los Moyano tras la declaración de “Bebote” Álvarez?

El barra de Independiente ratificó sus dichos contra padre e hijo y complicó el futuro judicial de ambos. Cómo sigue el caso
¿Por qué quedaron más comprometidos los Moyano tras la declaración de “Bebote” Álvarez?
martes, 13 de marzo de 2018 · 17:14

La situación judicial de Hugo y Pablo Moyano quedó más complicada hoy, luego de la declaración testimonial del barra brava de Independiente, Pablo “Bebote” Álvarez. El testimonio fue ante la justicia federal de Quilmes, donde en enero pasado recayó la denuncia que se abrió luego de que el juez de Garantías de Lomas de Zamora Gabriel Vitale, extrajera testimonio de una declaración de Álvarez en el marco de la causa por aprietes a jugadores de primera división del club y la remitiera allí.  

El caso tramita ante el juez Luis Armella y la fiscal Silvia Cavallo. Frente a ellos Álvarez insistió hoy que los Moyano habían participado de maniobras de presunto lavado de dinero. No sólo ratificó sus dichos sino que aportó documentación, sumó nuevos nombres y datos de las maniobras que se habrían cometido. En tanto que prometió aportar aún más documentación al caso. 

“Ahora es momento de ponerse a trabajar”, resumieron fuentes judiciales a El Intransigente. Se mostraron optimistas y aseguraron que se trata de hechos denunciados que “si existieron, son fáciles de probar”. 

El testimonio de Álvarez significa un duro revés para los Moyano, que también acumulan frentes judiciales en Morón, Comodoro Py, y el fuero Penal Económico. Sin embargo, dada la contundencia del testimonio de Álvarez y el hecho que lo haya acompañado de documentación, imprimirían a este caso una velocidad de la que carecen los anteriores por el tipo de investigación que se trata. 

Ya frente a Vitale, Álvarez aseguró que los Moyano extorsionaban empresas de diferentes rubros, utilizando al club para blanquear dinero de Ancora, la constructora ligada a la familia política de Hugo Moyano.

Precisamente por eso, entre las medidas que la fiscal Cavallo le pidió a Armella -cuando hace dos semanas imputó a los Moyano y pidió el requerimiento de la investigación- estaba que se "recabe información respecto a si las empresas Acindar, Loma Negra, Garbarino y Kalciyan SA, han sufrido algún tipo de extorsión, exigencia dineraria y/o la obligación de entrega de bienes o productos por parte del Club Atlético Independiente y particularmente de Pablo Moyano y/o del gremio de Camioneros". 

Esas y otras medidas ordenadas por Armella están en trámite y podrían generar novedades en el futuro cercano. 

Desde el entorno de Moyano se encargaron desde los últimos meses en insistir que los frentes judiciales en sus contras son una avanzada del oficialismo. 

"Creen que se pueden llevar a todo el mundo por delante", disparó a fines de enero pasado en declaraciones televisivas Hugo Moyano. Y apenas unos minutos después de eso, redoblando la apuesta fue por más y dijo: "Si voy preso, que sea en la celda de al lado del padre de Macri".

En tanto que en las últimas horas, tras conocerse la declaración de Bebote, sostuvo que la avanzada judicial es “la única forma que tiene el Gobierno para distraer la atención de los problemas que están ocurriendo”, dijo en referencia a la situación del país.