DÍA DE LA INDEPENDENCIA

Rodríguez Larreta también hizo un gesto político a la Iglesia en el Tedeum

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, consagró ayer a la ciudad de Buenos Aires 'al Sagrado Corazón de Jesús por medio del Inmaculado Corazón de María'.
martes, 10 de julio de 2018 · 05:41

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, consagró ayer a la ciudad de Buenos Aires "al Sagrado Corazón de Jesús por medio del Inmaculado Corazón de María", en la misma jornada en que la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal posó con el pañuelo celeste que identifica a quienes se oponen a la legalización del aborto. Mientras el presidente Mauricio Macri se abstuvo de asistir al tedeum por el Día de la Independencia en Tucumán.

Envió en su lugar a Gabriela Michetti, una de las más tenaces opositoras al aborto dentro del oficialismo, Vidal y Rodríguez Larreta dieron claros signos de alineamiento con la postura de la Iglesia. En el marco del Tedeum de la Catedral metropolitana, el arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, criticó el avance en el Congreso del proyecto para despenalizar el aborto y señaló que "no es progresista resolver problemas eliminando una vida humana".

En su homilía, el cardenal Poli se expresó dolorido porque "se piense legislar para que muchos argentinos que se están gestando en las panzas de sus mamás no puedan entrar en la fiesta de la vida y ser herederos de la independencia". En ese contexto, después de la comunión, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, presente allí junto a su esposa, Barbara Diez de Tejada, pronunció un discurso.

En sus palabras, Rodríguez Larreta se consagró personalmente, a su gestión y a la ciudad de Buenos Aires al Sagrado Corazón de Jesús por medio del Inmaculado Corazón de María. "En este 9 de julio, al celebrarse un nuevo aniversario de la Independencia Nacional, quiero presentarme ante Dios como Jefe de Gobierno consagrando mi vida, mi gestión y la Ciudad de Buenos Aires al cuidado del Sagrado Corazón de Jesús”, dijo Larreta. 

“Lo hago bajo la protección del Inmaculado Corazón de la Virgen su Madre, cuyo nombre lleva esta Ciudad", aseveró.  Y agregó: "Me acompañan en este momento los vecinos que desde su propia oración, expresada en la diversidad religiosa, que tanto nos enriquece, o con el buen deseo del corazón, quieren lo mismo: construir una sociedad justa, pacífica, basada en el respeto y la solidaridad".

"Dios de todos, te pido por cada uno de los que viven y pasan a diario por esta Ciudad. Te pido por nuestros niños, nuestros jóvenes, por cada adulto y anciano; por nuestros enfermos; por los que están solos; por los que padecen sufrimientos materiales y han perdido la esperanza. Señor que sepamos hacer por ellos todo lo que está a nuestro alcance. No olvidándonos mirar sus rostros cada día y ver en ellos la razón de nuestro trabajo", señaló.

Cargando más noticias
Cargar mas noticias