ABORTO

Versión taquigráfica de Cristina Kirchner en el Senado

Convencida de que en algún momento “será ley”, Cristina le pidió a las jóvenes del colectivo feminista que “no se enojen con las religiones” y que sigan luchando.
jueves, 09 de agosto de 2018 · 11:33

La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner fue una de las últimas en hablar durante el debate por la legalización del aborto en el Senado. Alrededor de las 2 de la madrugada y ante números que ya estaban claros, la senadora aclaró que siempre votó por la vida, pero que el movimiento feminista le hizo “abrir la cabeza” para abordar el debate desde otra perspectiva.  

“Yo siempre he votado por la vida y he gobernado por y para la vida: siempre. Voté por la vida cuando, en estas mismas bancas, votamos la nulidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final; homenaje a la vida que había sido cercenada a miles y miles de jóvenes, a mujeres embarazadas, a chicos sustraídos de su identidad, a bebés apropiados”, aclaró. Y agregó: “Voté por la vida cuando votamos el parto humanizado en 2004; la educación sexual integral, y ligadura de trompas y vasectomía (…) Luego, cuando se sancionó el matrimonio igualitario; o en 2012, la identidad de género; con la modificación del Código Penal para incluir la figura del femicidio”. 

Sin embargo, la exmandatario aseguró que no fue su hija, militante feminista, la que la hizo cambiar de opinión, como muchos mencionaban. “¡Si quieren saber quiénes me hicieron cambiar de opinión, fueron las miles y miles de chicas que se volcaron a la calle! Verlas abordar la cuestión feminista; verlas criticar, pero también describir la realidad de una sociedad patriarcal, nos debe colocar a todos en un lugar distinto”, indicó.  

Asimismo, la dirigente del Frente para la Victoria consideró que la parte más grave del rechazo fue la falta de propuestas por parte de aquellos que votaron en contra. “Estamos rechazando un proyecto sin proponer nada alternativo y la situación va a seguir siendo la misma”, cuestionó. 

“Si yo tuviera la certeza de que votando negativamente o rechazando la media sanción que viene de Diputados no hay más abortos en la República Argentina, no tendría ninguna duda en levantar la mano. El problema es que este Cuerpo hoy va a rechazar lo que viene como media sanción de Diputados y van a seguir produciéndose los abortos en la Argentina”, sostuvo. 

Convencida de que en algún momento “será ley”, Cristina le pidió a las jóvenes del colectivo feminista que “no se enojen con las religiones, ni con la Iglesia, ni con los sacerdotes” y que sigan luchando y “construyendo esa fuerza”. Y finalizó asegurando que quiere que los jóvenes la recuerden por haber votado a favor.