MASOQUISTAS

Entregaron todo el patrimonio minero de Catamarca a empresas privadas

Los candidatos que están en la carrera electoral especulan con un silencio ya conocido, como una suerte de confesión.
viernes, 18 de enero de 2019 · 23:30

No tenemos suerte los catamarqueños. El anterior gobernador, Eduardo Brizuela del Moral (FCyS-Cambiemos), dilapidó las utilidades mineras. La actual primera mandataria, Lucía Corpacci (FJPV), entregó todo el patrimonio minero a las empresas privadas con beneficios exiguos para una sociedad que no percibe aún la ventaja de ser una provincia minera. Lo más grave es la complicidad del arco político completo (oficialismo y oposición) ¿Cómplices del manejo turbio de la minería o ignorantes? Con el macrismo también giramos en círculos y hemos llegado al mismo lugar de donde partimos. El problema es que los candidatos, que ya están en la carrera electoral, especulan con un silencio ya conocido, como una suerte de confesión. Veamos.   

El dato nuevo son los despidos en la empresa minera Yacimiento Mineros Agua de Dionisio (YMAD). Un hecho lamentable, sin que las autoridades puedan decir que no tienen mineral o reservas y que se dirige a la privatización, ya que no tienen otra política que reducir los gastos de personal, aunque no lo gastos de los funcionarios. En este sentido, es incomprensible el silencio de los partidos políticos, dirigentes, legisladores, concejales y aspirantes a cargos públicos sobre estas “novedades”. YMAD es de la Provincia y los “representantes del pueblo” no saben qué está sucediendo en la empresa y se la pasan haciendo pedidos de informes. Lo cierto es que nunca previenen nada y casi siempre se denuncia lo consumado para que todo siga igual. ¿Y los nuevos dirigentes y candidatos? Asumen con el silencio y hacen lo que se les da la gana después. Repasemos haciendo un poquito de historia y saquemos conclusiones.

El tema de YMAD viene en debacle hace rato y se profundizó desde que asumió el gobierno de Mauricio Macri. Con el consentimiento de la provincia y de la Universidad de Tucumán (UNT) cerraron la única refinadora de oro que existía en la Argentina, por lo tanto quedó gente en la calle y nadie dijo nada. Hoy nos enteramos que se continúa con el vaciamiento de la empresa estatal.

Todo esto sucede a pesar que solo las reservas de oro existentes en el Dique de Cola de la mina Farallón Negro justifican la normal continuidad de la actividad minera. Sin embargo, ni la Provincia y ni la UNT parecen tener los técnicos adecuados para la actividad de YMAD. Que alguien les avise que hay otras opiniones de especialistas que pueden hacer funcionar el proyecto, repito solo con las reservas.

Se permitió el cierre de Minera Alumbrera sin exigirle que cumpla el contrato que había firmado con Yamana Gold por Agua Rica. Luego de ello, la Provincia terminó cediendo por 40 años los yacimientos de Cerro Atajo y Agua Rica en favor de Yamana. Es decir, los beneficios fueron para esa empresa privada que vende oro internacionalmente “a cuenta” de la explotación de Agua Rica (yacimiento parado) y que hoy es el principal activo minero que le permite mantener beneficios financieros en la Bolsa. ¿Y para la provincia? ¿Y para Andalgalá, el departamento dónde está ubicada la mina? (Las penas son de nosotros, las vaquitas son ajenas).

El punto es que con esta política liberaron las ventas de las propiedades mineras de litio del Salar del Hombre Muerto, sin beneficio alguno para la provincia. Entregaron, entre gallos y medianoche, el proyecto de litio Tres Quebradas, cuya exploración fue a costo de la provincia. Relegaron y desistieron del 25% del Salar del Hombre Muerto, en la zona de conflicto provincial, a empresas mineras salteñas sin reclamo alguno.

En el fondo, no hay diferencia entre Oscar Castillo, Brizuela y Corpacci. El primero de ellos, entregó el agua a las mineras sin costo alguno, el anterior gobernador derrochó cuanto podía y la actual mandataria provincial cedió todo el patrimonio minero. Además, se sirvieron como quisieron de la explotación de la piedra rodocrosita. Para qué vamos a hablar de los números deficitarios de la empresa Catamarca Minera y Energética (CAMYEN). ¿Los candidatos lanzados como Rubén Manzi (dirigente de Elisa Carrió), el intendente Raúl Jalil (FJPV), el rector de la Universidad de Catamarca, Flavio Fama, van a hacer la del “avestruz” con el tema minero? ¿El paso siguiente es ofrecer YMAD a inversores privados? No se sabe con claridad.

Estrellamos la oportunidad que prometía la minería en cada campaña política argumentando, además, que las otras actividades productivas eran incipientes. Todo fue posible y ratificado por el Juzgado Electoral y de Minas, es hora de dividir el Juzgado, uno minero y otro electoral, y además que se termine de jubilar el doctor Guillermo Cerda (que se va en amenazas). Hemos regalado nuestro capital para crecer y no hemos mejorado. Asimismo, la sociedad con la UNT tampoco ha sido buena, deberíamos modificar la ley de creación de YMAD.

Sin dudas, con el silencio hemos sido cómplices de una política de entrega del patrimonio minero de mayor relevancia de la provincia de Catamarca.

Por Juan Carlos Andrada.

Especial para El Intransigente (la verdad debe contarse entera... siempre).

4
19
2%
Satisfacción
0%
Esperanza
77%
Bronca
18%
Tristeza
0%
Incertidumbre
2%
Indiferencia